webislam

Sabado 25 Octubre 2014 | As-Sabat 01 Muharram 1436
1883 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=9311

Cultura Precolombina

20/02/2008 - Autor: Dr. Armando Bukele Kattan - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Popol Vuh
Popol Vuh

Si la cultura árabe fue ocultada y negada por la mayoría de europeos, ya fueran pueblos que fueron sometidos inicialmente o no; la injusticia hecha con los pueblos indígenas de América, fue aún mayor. No sólo se ocultó y negó su cultura, sino que sistemáticamente se destruyó. Se les consideró primitivos y salvajes y de esa forma, en lugar de entablar un diálogo de cultura a cultura, se estableció un monólogo donde la cultura europea daba todo y América no daba nada.

Imperialismo puro. Y no sólo la cultura fue pisoteada, sino también sus riquezas. Y el indio americano, fue esclavizado, explotado, contaminado y diezmado. De esa forma a mediados del siglo XVII los indígenas que eran 80 millones se habían reducido a 4 millones.

Muchas tribus americanas habían obtenido un elevado desarrollo cultural y social, siendo los que más resaltaban: los Mayas, Aztecas e Incas. Se ha querido despreciar la amplia cultura de los pueblos indígenas de América, al considerarlos que no tenían escritura, pero esto es tan sólo una mala apreciación europea; debido a que su escritura, era diferente al sistema conocido. Disponían de una riqueza extraordinaria de escritura, expresiones y de signos complejos, aunque diferentes.

La ignorancia no era de los indios, sino de los invasores.
¡Que no sabían y no sabían que no sabían!

La escritura no era alfabética, sino que pictórica e ideográfica, los colores, la posición de los signos, el lugar donde se pintaban, las formas, definían el lenguaje.
Se pintaba sobre cerámica, en las pirámides y templos, en piedras, pero sobre todo en los llamados códices.

Eran tiras de cuero y papiro, de varios metros de largo y 20 cm. de ancho. Se doblaban en forma especial y tenían tapaderas adornadas, con signos y pinturas debidamente seleccionados, en una forma de escritura diferente pero suficientemente completa y eficaz la cual se fortificaba con la tradición oral. El hecho de que los invasores quemaran miles de códices hizo que muchos indígenas ocultaran lo que pudieron. Y lamentablemente muchos conocimientos y tradiciones se perdieron definitivamente y otros se encuentran todavía ocultos. Aún con la enorme cantidad de códices existentes, hoy tan sólo se consideran 25: 13 mixtecas, 9 aztecas y 3 mayas.

Como un ejemplo, a través de muchos estudios y tanteos, la ciencia tradicional encontró la forma de como se combinaban los signos y números del calendario maya, sumamente complejo, en las estelas y monumentos y también el detalle de su sistema numérico vigesimal y el uso del “0” (que sólo árabes y mayas inventaron).

A través de análisis de sus escrituras, se ha llegado a la conclusión que los mayas, aztecas e incas ya estaban en vías de representar sonidos, ya sea de sílabas o letras (fase fonética), lo cual se detuvo con la conquista española. Sin embargo, algunos sabios indígenas, lograron transcribir sus lenguas a caracteres latinos y así tenemos obras de ejemplar belleza, como el Popol-Vuh, de origen maya-quiché, escrita primero en los códices, representada luego con caracteres latinos y posteriormente traducida al idioma español.

Los mayas se identificaban como pueblos de una amplia cultura, predominantemente pacíficos, brillantes astrónomos y matemáticos, grandes constructores de carreteras, monumentos, pirámides; estelas conmemorativas y grandes complejos urbanísticos; los elementos arquitectónicos adicionales eran el uso de la bóveda de piedra salediza o arco cobeleado. Y la cerámica, de colores vivos y formas variadas, y su escritura jeroglífica – cronológica manifestada en: los códices, murales en las paredes, objetos de cerámica, vasijas y estelas de piedra.

Los códices principales son:

- Código de Paris (Codex Pérez)) de rituales.
- Texto de adivinación o códice tro-contesiano.
- Tratado de astronomía o código de Dresde; y los siguientes, que han sido transcritos a caracteres latinos.
- Libros de Chilam Balam (Maya-yucateco)
- El Popol-Vuh y el Rabinal Achí (Maya Quiché)
- Los Anales (Maya Cachiquel)

Nuestra América mantiene sus vínculos culturales con el Antiguo Continente; en nuestro caso, particularmente con España, pero tiene que atender también a su pasado precolombino, el cual es más rico y cultural de lo que la gente cree, y que es necesario investigar y profundizar.

A muchos de nosotros nos pusieron a leer a Don Quijote de la Mancha y no nos dijeron que se había inspirado en una obra árabe. Tampoco nos pusieron a leer el Popol-Vuh.

Popol-Vuh

Es innegable la trascendencia histórica-cosmogónica del Popol-Vuh, libro sagrado de los Maya-quiché, pueblo indígena de Guatemala. Pero debido a ese descuido de las civilizaciones indígenas, pocos lo han leído y menos, aún, recordado.

Hay sin embargo, dos conceptos que son populares, quizás sin saber porqué: Balam Quitzé, nombre de un pionero de los centros comerciales de San Salvador, que en el Popol-Vuh es uno de los 4 primeros varones creados y formados con esencia divina de inteligencia y sabiduría de entendimiento, y que es el dueño espiritual del elemento fuego. Su esposa: Cahá Paluná, Agua de Luna. Los otros 3 nombres: Balam Acab, Mahucutaj e Iquí Balam que constituyen los otros 3 elementos de la naturaleza: Tierra, aire, agua.

El otro símbolo lo constituye el Jaguar, o leopardo americano, que en un dibujo maya, se constituye como el emblema de un banco del sistema: Banco Cuscatlán. El Jaguar personifica los 4 elementos de la naturaleza, siendo su figura, el signo clásico distintivo de la sorprendente civilización maya. Su nombre Balam, que significa fuerza, potencia y también jaguar.

A través del estudio del cielo, los mayas astrónomos se dieron cuenta que la luz es la fuente de la vida, todo es luz y todo procede de ella; es energía y también el origen de todas las otras energías. Comprendieron que todo lo que es o existe en la tierra, viene de la luz y calor, del árbol de la vida de luz; el sistema planetario, cuyo centro, el sol (en ese mismo tiempo Europa creía equivocadamente que la Tierra era el centro, no solo de nuestro sistema Solar, sino de todo el Universo). El sol, llamado Ajpop, es el rey legislador, comandante supremo del Quiché; el Ajpop Camjá es la reina que da toda forma de vida para la tierra, la luna, ellos junto con los planetas, son Calel Ajtzic Vinac. Las doce constelaciones del zodíaco aparecen en el Popol-Vuh con sus nombres antiquísimos mayas.

Veamos algunos versículos:

“Uno solo es el origen de la existencia de la vida. Una sola es su trayectoria. Así son las cualidades de la luz blanca de la verdad. Luz que ha venido de la oscuridad de la poderosa vacuidad de la esfera del espacio vacío: Tepeu Cucumatz.

Matriz gestante de toda forma de vida del universo, que es la que está en la oscuridad profunda e impenetrable del fondo del corazón, en las profundidades insondables de su prístino origen. Del espacio negro vacío que llena la esfera del universo salió la luz; esa oscuridad es la madre, origen de la luz.

Esto es mucho más profundo y abstracto que las mitologías griega y romana y los conocimientos elementales teológicos del resto de los pueblos bárbaros de Europa. Eso era de esperarse, porque los mayas idearon el cero (máxima abstracción humana) y los europeos tuvieron que esperar que los árabes se lo enseñaran.

Merece especial acotación el versículo 857 del Popol-Vuh que menciona a Cahaba-Ja como el gran templo tabernáculo donde está la roca viva de todo el conocimiento, que es reverenciada por todos los reyes del Quiché: el árbol de la vida, y también es venerada por todas las tribus a la redonda. Los peregrinos visitantes entraban primero a hacer sus sacrificios de ofrendas encendida, incensando su pom aromático ante la presencia del gran dios Tohil.

Y la fuente florida de aguas cristalinas, es la fuente del cielo que rebalsa aguas de vida: Zutu-Ja.

Además, en 862 y 863 se explicaba del ayuno riguroso que ellos hacían, y mientras ayunaban cumplían una total abstinencia sexual.

La similitud con el Islam está más allá de una coincidencia occidental, el templo más sagrado en la Meca es la Caaba; la piedra negra (Jashar al Asuad) se encuentra en dicho templo; el pozo, Sum-sum (Zutu) fue un regalo de Dios; allí se realiza el peregrinaje y antes, la Meca fue el más importante mercado de incienso. El ayuno islámico también es radical y contempla también la abstinencia sexual.
Hay otras coincidencias y esto nos refuerza la idea del origen árabe de Topiltzin-Quetzacoatl de los aztecas; también llamado Cuculkán por los mayas y Tohil o Gucumatz por los mayas-quiché.

El intercambio benevolente entre la cultura árabe y otras culturas, contrasta con las conquistas europeas; salvajes y destructoras.

Hay asimismo enseñanzas ejemplares en las enseñanzas indígenas. Lo vemos con el mensaje de los indios americanos sobre la ecología y el desarrollo en equilibrio con la naturaleza y que una compañía transnacional se ha encargado de difundir.
Menos conocidos son los mensajes del Popol-Vuh; veamos aunque sea uno.
“Hubo un personaje orgulloso que quiso engrandecerse a sí mismo, su nombre Vucub-Caquix.

¡Yo soy grande en poder!¡Yo estoy por encima de toda la gente creada y formada! ¡Yo soy el Sol! ¡Yo soy su luz! ¡Yo soy la luna! ¡Yo soy también su luz! ¡Grande es mi iluminación esplendorosa! ¡Así es!

¡Porque de oro son los ojos de mi rostro! ¡También mis dientes brillan como piedras preciosas, con destellos iridiscentes verde brillantes de esmeraldas! Mi nariz y mi trono brillan porque son de oro.

Así era la expresión de Vucub-Caquix pero no era que fuera el sol, sino él mismo se vanagloriaba de su riqueza y poder y del brillo de su oro.

Pero en realidad, la faz de la luz de su rostro alumbraba únicamente en un solo lugar, alrededor suyo.

Falso y malo, quedó abatido cuando le quitaron sus piedras preciosas y se decretó su muerte y la de sus 2 hijos:

Zipacná (el que forma cerros y volcanes) y Cabracán (el que hace temblar la tierra); cuya arrogancia y petulancia fueron heredados de su padre.

En este mundo no deben florecer los Gupux-Caquix, los amantes del metal y del poder, los soberbios que todo lo destruyen; sino aquellos que moverán la tierra con el bien, no como CapraKán, para destruir.

El Popol-Vuh es un libro de singular belleza; y esto que sólo una parte está disponible. El resto fue destruido por los conquistadores o, permanece oculto.

Historia y Tradiciones Peruanas

El 16 de abril de 1491, el ejército cristiano acampó en las afueras de Granada, último valuarte árabe en España. La Reina Isabel prometió no bañarse, ni lavarse ni cambiarse la ropa interior hasta que Granada fuera liberada, lo cual fue realizado el 2.enero.1492, durando el sitio 260 días. E Isabel cumplió su promesa. Para aquellos que consideran que esa promesa fue un acto de suciedad, es por que no conocen las costumbres de la Europa cristiana: Fernando de Aragón sólo se bañó 3 veces en su vida: El día que nació, el día que se casó y el día en que se murió; una tan sola de ellas, voluntariamente.

Luis XIV de Francia odiaba tanto el agua, que solo se mojaba la punta de la nariz, etc, etc, etc.

Volviendo a la reconquista de Granada: la entrega de dicha región no fue una capitulación, sino que un armisticio. Después de 781 años de coexistencia pacífica, donde musulmanes, cristianos y judíos – excepto en las zonas de guerra – vivían en paz, bajo el dominio musulmán; se reconocía en dicho armisticio la continuación de esa convivencia pacífica, a través del respeto a las religiones: judía, musulmana y cristiana existentes en ella y a los derechos naturales y al patrimonio de los miembros de dichas comunidades. Y esto fue garantizado por los Reyes Católicos, la Nobleza y el Clero españoles.

¡Nada más apartado de la realidad!

Los judíos y musulmanes fueron luego perseguidos; sus tierras, confiscadas; sus derechos, conculcados. Y se les dio orden de expulsión forzada: primero a los judíos y luego a los musulmanes, con excepción de aquellos que abjuraban de su fe y se convirtieran al cristianismo; castellanizaran sus apellidos, dejaran de hablar árabe y se olvidaran de practicar las costumbres paganas, tales como bañarse regularmente. Para los que se quedaban practicando sus religiones en forma oculta, siendo su conversión tan solo aparente, se establecieron los Tribunales del Santo Oficio (en 1527) o también llamada “La Santa Inquisición”, con el objeto de perseguir, juzgar, condenar y matar a los que ponían en peligro la fe: judaizantes, musulmanes, infieles y herejes.

En 1571 la Inquisición se estableció en América.

Aún a pesar de sus excesos, la Inquisición tiene sus defensores. Marcelino Menéndez y Pelayo manifestó: Estimo cual blasón honrosísimo para España, el que no arraigase en ella la herejía durante el siglo XVI y comprendo, aplaudo y bendigo la Inquisición.

En otra ocasión hablaremos de la Inquisición y sus desmanes…
Hoy nos referiremos al incumplimiento de los Convenios, tratados y contratos, que era la tónica mantenida permanentemente por los conquistadores europeos, incluyendo los españoles.

Los musulmanes y judíos en Granada pudieron darse cuenta – aunque demasiado tarde – que a un “hidalgo” europeo, no podía confiársele nada; los indios en América también sucumbieron a estos tratos y tratados engañosos y a las prácticas deshonestas de los conquistadores. Veamos algunos.

Manco Inca, recibió, alojó y protegió a unos seguidores de Diego de Almagro, quienes en agradecimiento, hirieron de muerte a su benefactor.

Titu Cusi Yupanqui recuerda que en una de las ultimas conversaciones que tuvo con su agonizante padre, éste le dijo: “No consientas que entren en tu tierra, aunque más te conviden con palabras; porque sus palabras melosas me engañaron a mí y así harán a ti, si les crees”.

Atahualpa fue hijo del emperador Huayna Cápac. El 15 de Nov.1532, Francisco Pizarro concertó una reunión pacífica con él. Atahualpa entró con unos 3,000 hombres prácticamente desarmados. Pizarro había escondido estratégicamente piezas de artillería, caballería y soldados, que en un momento oportuno cargó contra los desconcertados e indefensos indígenas.

Al cabo de media hora de matanza, varios centenares de Incas yacían muertos en la plaza y su soberano era detenido como rehén por los españoles.

Para obtener su libertad, el Inca se comprometió en llenar una vez de oro y 2 veces de plata y piedras preciosas y hasta donde alcanzara su mano, la gran estancia donde estaba preso. Atahualpa pedía libertad por haber pagado el rescate. Pizarro ordenó que fuese quemado.

Fray V. de Valverde le persuadió de que se hiciera cristiano y así no lo quemarían. El inca aceptó el bautismo y el padre Valverde se lo dio.

Pizarro cumplió parte de su promesa y no lo quemó. Lo mató de otra forma: a garrotazos y luego, ahogándolo.

Otro caso singular fue el de Cuauhtémoc, utlimo Tlatoani azteca. Su nombre proviene del nahuatl Cuauhtli. Aguila y Temoc. Que desciende. Sucedió a su hermano Cuitlahuac, que murió por viruela contraída de los españoles. Cuando Pedro de Alvarado asesinó a los nobles que había reunido pacíficamente en el Templo Mayor, los aztecas se sublevaron derrotando a los españoles en el suceso conocido como la Noche Triste.

Más tarde, estos se reagruparon y lucharon durante 75 días tomando Tenochtitlán y haciendo prisionero a Cuauhtemoc. Cortés ordenó que lo torturaran para que les revelara en donde tenía escondido el tesoro de Moctezuma. Todo fue en vano. Cuauhtemoc soportó el cruel tormento. Posteriormente Cortés lo mandó asesinar.
Estos no son casos aislados. Sino, ejemplos de miles. La base: la codicia despiadada de los conquistadores, el racismo, el desagradecimiento, el engaño, la mentira.

Ejemplos adicionales sobran: Lempira, asesinado pro la espalda cuando se pactaba un acuerdo de paz; el empalamiento de Caupolicán, guerrero araucano-chileno; el Cacique Rumiñahui, ejecutado por no decir donde estaba el oro; el aperreamiento de los 18 caciques nicaragüenses, obligados a una lucha con un palo cada uno contra perros de caza, hambrientos; otros casos: Tupac Amaru, Guaicaipuro, Tamanaco, etc, etc, etc.

El abuso no fue sólo contra los indios; sino que incluso contra los que les hacían favores. Mal paga el diablo a quien bien le sirve.

Veamos a Cristóbal Colón, que tanta gloria le dio a España. En 1,500 fue llevado a España preso y encadenado por Francisco de Bobadilla. En 1,502 salió libre para realizar el 4º viaje, para beneficio de la corona española. En 1,504 fue nuevamente apresado y dejado en una mazmorra húmeda de la cárcel de Valladolid. Salió libre sólo después de renunciar al 10 acordado de regalías por sus viajes. Esto es tan sólo un indicio, pero es la realidad generalizada. Los libros españoles no dicen nada de esto, sino todo lo contrario. Emilio Castelar en 22.9.1854 refiriéndose a España, en ese tiempo atrasada. “Todos dicen que nuestra patria camina a la retaguardia de la civilización. No olvidéis que fuimos un día pueblo civilizado, nosotros llevamos la civilización a la América. Verdad es que América fue ingrata. Claro, esto es solamente cuestión de perspectiva”, como habitantes de esta América bendita, podemos decir que Europa fue la ingrata.

Fuente : www.aclarandoconceptos.com
Contacto : abk@aclarandoconceptos.com

Anuncios
Relacionados

Leyenda de un verdadero amigo

Artículos - 14/10/2000

El tiempo

Artículos - 28/08/2003

Panecillos en prosa

Artículos - 14/09/2004



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

Jutba del maqam de Musa 3

16/08/2002 | Hashim Cabrera

Palestina, tierra de los mensajes divinos

24/10/2014 | Roger Garaudy

En favor de la Paz y la Concordia entre todos los pueblos de la Tierra (1)

24/10/2014 | Esteban Díaz

Jawf y Jashya: Temor y Veneración

24/10/2014 | M. Fetullah Gülen

Argumentum ad Populum

24/10/2014 | Prof. Yahia Said Al Andalusí

La fe en los ángeles

24/10/2014 | Dr. Armando Bukele Kattan

El indigente trashumante

24/10/2014 | Reyna Carretero Rangel

El conocimiento: un mandato islámico (y coránico) I

23/10/2014 | Reina Mora

¿El fin de la Primavera Árabe? Una vecindad europea en crisis

23/10/2014 | Redacción
play

Yusuf Islam lanzará nuevo disco

23/10/2014 | Redacción

Aumenta en EEUU cifra de hispanos que se convierten al Islam

23/10/2014 | Redacción
Colabora


Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/33014-cultura_precolombina.html