webislam

Domingo 26 Octubre 2014 | Al-Ajad 02 Muharram 1436
1272 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3513

Sobre la moral

04/01/2006 - Autor: Sheikh Tosun Bayrak al-Jerrahi - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

lbn Arabi dice: «Ninguna recompensa que el ser humano pueda recibir por sus logros se puede comparar con la felicidad otorgada a quienquiera que muestre compasión por la humanidad». Y también dice: «Dios ha puesto a los animales al cuidado de los hombres, para que lo sirvan. Tratadlos con gentileza. Cuando los uséis para transportar cargas, no los sobrecarguéis. Cuando los montéis, no lo hagáis mostrando orgullo». De acuerdo con Ibn Arabi, la esencia de la moral es la compasión.
Para ayudarnos a perseverar en tratar a los otros con amabilidad, gentileza y consideración, el Gran Sheij sugiere que estemos atentos y nos evaluemos continuamente ‑ no sólo nuestras acciones sino también nuestros sentimientos y pensamientos.
lbn Arabi dice: «Que Dios, que todo lo ve, abra tu visión interna, para que puedas ver y recordar lo que has hecho, pensado, sentido y dicho en la vida diaria. Recuerda que deberás dar cuenta de ello y que serás juzgado por ello en el Día del Recuento. No dejes tus cuentas para ese día. Este es el tiempo y la hora de hacerlo. Obsérvate a ti mismo y ordena tus asuntos. El único camino a la salvación es irse al Mas Allá claro y limpio de deudas. Prestad atención al consejo del Mensajero de Dios, que dijo: Poned en orden vuestras cuentas antes de que lo hagan por vosotros. Pesad vuestros pecados antes de que os los pesen. Sopesad vuestras buenas y malas obras mientras aún tengáis tiempo.
«Mientras estás vivo, eres como el recolector de los beneficios y de las bondades de Dios, que vienen a ti de innumerables fuentes. Lo que recibes no es realmente tuyo. Eres como un tesorero que debe distribuir lo que ha recibido, y eres responsable de llevar las cuentas. Si no lo haces hoy, en el Día del Recuento nadie vendrá en tu auxilio. Oirás la voz del Castigador Absoluto que dirá: ¿No les he enviado mensajeros, no les he mostrado el camino correcto? ¿No les he dado tiempo, días y noches para seguir mis órdenes, para recordarme y alabarme? Ahora:
Leed su libro. Tu propia alma es suficiente como testimonio contra ti en este día. (Bani Israi1 14)
Si esperas hasta el último minuto, no vas a recibir nada bueno de tu arrepentimiento. Si no eres capaz de ver lo que estás haciendo, has de saber que los velos que cubren el ojo de tu corazón son gruesos y son rechazados en la puerta de la misericordia de Dios. Ve a hincarte de rodillas en el umbral de esta puerta, derrama lágrimas de arrepentimiento y ruega a Dios que te permita entrar.
Hay tres peligros que te impiden examinarte a ti mísmo. El primero es la inconsciencia. El segundo es el placer imaginario que obtienes del engaño de tu ego. El tercero es ser esclavo de tus hábitos».
lbn Arabi practicaba constantemente la contemplación de su vida diaria. Menciona que uno de sus maestros escribía en una hoja de papel todo lo que hacía y decía durante el día. Por la noche hacía un recuento de las acciones y las palabras de ese día. Si había hecho mal, se arrepentía; si había hecho bien, daba las gracias a Dios. lbn Arabi anotaba no solo lo que decía y hacía, sino también sus pensamientos y sentimientos.
También dice: «En cualquier estado en que os encontréis, incluso si sois mejores que todos los demás, pedid a Dios un estado mejor y trabajad por él. No olvidéis a Dios en nada de lo que hagáis».
De acuerdo con lbn Arabi, la contemplación y la meditación son medios para protegernos del mal y proveernos de paciencia frente a las adversidades.
lbn Arabi creía en el valor de todos los seres humanos y la importancia de tratar con ellos con la mejor de las intenciones. «Tratad a todos de igual manera, tanto si son reyes o mendigos, viejos o jóvenes. Sabed que la humanidad es un solo cuerpo y los individuos son sus miembros. Un cuerpo no es un todo sin sus partes. El derecho de un hombre de conocimiento es el respeto; el derecho, de un ignorante es nuestro consejo; el derecho de un desatento es ser despertado; el derecho de los niños es la compasión y el amor.
«Tratad bien a aquellos que dependen de vosotros, vuestras esposas y esposos; vuestros hijos; las personas que trabajan a vuestro servicio; los animales que tengáis a vuestro cargo; las plantas de vuestro jardín. Dios ha puesto estas cosas en vuestras manos con el fin de probaros. Recordad que vosotros dependéis de Él; tratad, pues, a los que dependen de vosotros tal y como queréis que Él os trate. El Mensajero de Dios dice: «Todas las criaturas dependen de Dios. Dios ha dejado alguna de ellas en vuestras manos. Mostrad amor, compasión, delicadeza, generosidad y protección hacia aquellos que dependen de vosotros, en realidad hacia todos.
«Enseñadles a vuestros hijos buena conducta con las palabras de Dios en Su libro divino. Aseguradles las condiciones necesarias para que puedan poner en práctica lo que se les ha enseñado. Enseñadles desde un principio a soportar dificultades, a tener paciencia y consideración. No pongáis en sus corazones el amor por este mundo. Enseñadles a que las cosas de este mundo que les enorgullecen, les disgusten: ropas hermosas, objetos delicados, lujo, exceso de ambición; porque todo esto les será restado a sus buenas obras en el Mas Allá. Tratad de que no se acostumbren a las cosas materiales, pero tened cuidado de que esta austeridad no se haga excesiva y terminéis por comportaos de forma miserable con vuestros hijos.
«En todo bien que hagáis no esperéis a cambio favores ni agradecimientos. Cuando alguien os cause dolor, no toméis represalias, causando también dolor a la otra persona. Dios considera tal respuesta como un pecado. Él alaba al que responde con amabilidad a aquel que nos ha herido.
«Considera las órdenes de Dios y teme Su justicia en todo lo que haces, en todo lo que dices. Él es el Omnisciente, el que Todo lo Sabe, el Siempre Presente. La esencia de todas las religiones es saber que a pesar de que no Le vemos, Él nos ve. Las órdenes de Dios son solo escuchadas y obedecidas por los que Le aman y Le temen.
«Un avaro es un cobarde porque no tiene fe en Dios El Generoso. El demonio maldito le susurra en el oído que no hay muerte, que vivirá largo tiempo, que este mundo es hostil. Que si da lo que tiene, quedará empobrecido, deshonrado y solo. ¡Debe tener cuidado! Pues si esta maligna imaginación se adueña del corazón, lo conducirá a los umbrales del fuego del infierno.
«Aquellos que tratan de escuchar a Dios, le oirán decir:
Y quienquiera se salve de la avaricia de su ego, encontrará la salvación. (Hashr, 9)
Quienquiera que es avaro, es avaro consigo mismo (Muhammad, 38)
«Porque Dios va a destruir sus riquezas y endurecer sus corazones. (Yunus, 88)
«El Mensajero de Dios dice: Dios tiene a su lado dos ángeles que rezan todas las mañanas, diciendo: Oh Señor, aumenta tus bondades para con los generosos y quítales a los avaros lo que tienen”.
«El que da de su propio sustento, recibe de Dios más de lo que dio. El avaro, además de su pecado de avaricia, es culpable de desconfiar del Máximo Sustentador y se fía de sus bienes miserables antes que de la generosidad de su Señor. Gasta, pues, de lo que Dios te ha dado, y no tengas miedo a la pobreza. Dios te dará lo que esté destinado para ti, lo pidas o no lo pidas. Nadie que haya sido generoso ha perecido en el desamparo.
«Si quieres que Dios esté complacido contigo y te ayude a encontrar la verdad, evita ser negativo y controla tu ira. Si no puedes evitar sentir rabia, por lo menos no la muestres. Si logras hacer esto, decepcionarás al demonio y complacerás a Dios. Este es el comienzo de la educación de tu ego.
«La ira es el resultado y el signo de un ego fuera de control, suelto como un animal salvaje, sin amarra, sin jaula. Cuando uno controla su ira es como si pusiera una correa en la cabeza del animal salvaje y barreras a su alrededor. Luego puedes comenzar a domesticarlo para que te obedezca y se comporte de forma que no pueda herir a otros, sino sólo a ti mismo ‑porque tu ego es aún parte de ti mismo.
«Cuando puedas controlar tu ira, tus adversarios se calmarán, ya que no estarás reaccionando a sus provocaciones o respondiendo a su negatividad. Esto es mas efectivo que castigarlos: de esta manera, pueden ser guiados a ver la realidad de sus actos, dándose cuenta de lo que es justo, y a confesar sus faltas.
«Dale valor a tu tiempo. Vive el momento presente. No vivas sin prestar atención o perdido en imaginaciones, malgastando cada instante. Dios ha prescrito un deber, un acto, una adoración para cada uno de los momentos de tu vida Conoce lo que es y apresú­rate a hacerlo.
«Emplea tu tiempo en ganarte el sustento legalmente. El mensajero de Dios dice: El que se gana su sustento de forma legal por medio de sus esfuerzos es querido por Dios. A Dios le gusta ver al creyente trabajando en una profesión. A Dios le complace quien tiene un oficio.
«Se dice que un día Hadrat Umar, amado compañero del Profeta, se encontró con un grupo de personas sentadas holgazaneando. Les preguntó quiénes eran. Somos de aquellos que ponen sus asuntos en las manos de Dios y confían en Él, contestaron.
«!En absoluto!, respondió Umar, acaloradamente. No sois mas que oportunistas, parásitos de los esfuerzos de otros, pues el que verdaderamente confía en Dios planta primero la semilla en el estómago de la tierra; luego espera y pone sus asuntos en las manos de Dios el Sustentador".
«Primero lleva a cabo los actos que Dios te ha ordenado como una obligación. Luego realiza lo que Él te ha indicado por medio del ejemplo de Sus Profetas. Luego haz lo que Él te ha mostrado como buenas obras voluntarias, legales y aceptables. Y trabaja para servir a los necesitados.
«Aléjate de los desatentos, pues son esclavos de sus egos y de los deseos de la carne. Ellos apartan a los corazones de la luz de la verdad y los lanzan en el agujero negro de la despreocupación, como lo hicieran con sus propios corazones. Si por fuerza mayor debes estar con ellos en el mismo tiempo y espacio, encáralos y aconséjalos. Si te vuelven la espalda, es porque no diferencian sus espaldas de sus frentes. Se gentil con ellos tanto si te escuchan como si no; quízas así les gustes, te respeten, se apeguen a ti y te sigan en el camino de la verdad.
«Aprende a comportarte adecuadamente. Este es el medio por el que una intención se convierte en una buena obra. Por lo tanto, es el capital mas grande en las manos de un buscador. La prueba está en las manos del que fuera enviado con el mas hermoso de los caracteres, el último profeta, Muhammad ‑la paz y las bendiciones sean con él‑ quien dijo: He sido enviado para perfeccionar el buen comportamiento».
Anuncios
Relacionados

El agua de la vida

Artículos - 16/10/2008

El-Jádir e Ibn Arabi

Artículos - 14/02/1999

Punto de vista ritual y punto de vista moral

Artículos - 14/11/2000



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

Jutba del maqam de Musa 3

16/08/2002 | Hashim Cabrera

Palestina, tierra de los mensajes divinos

24/10/2014 | Roger Garaudy

En favor de la Paz y la Concordia entre todos los pueblos de la Tierra (1)

24/10/2014 | Esteban Díaz

Jawf y Jashya: Temor y Veneración

24/10/2014 | M. Fetullah Gülen

Argumentum ad Populum

24/10/2014 | Prof. Yahia Said Al Andalusí

La fe en los ángeles

24/10/2014 | Dr. Armando Bukele Kattan

El indigente trashumante

24/10/2014 | Reyna Carretero Rangel

El conocimiento: un mandato islámico (y coránico) I

23/10/2014 | Reina Mora

¿El fin de la Primavera Árabe? Una vecindad europea en crisis

23/10/2014 | Redacción
play

Yusuf Islam lanzará nuevo disco

23/10/2014 | Redacción

Aumenta en EEUU cifra de hispanos que se convierten al Islam

23/10/2014 | Redacción
Colabora


Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/28270-sobre_la_moral.html