webislam

Jueves 2 Octubre 2014 | Al-Jamis 07 Dhul-Hiyyah 1435
1375 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=311

Historia del profeta Abraham

06/01/2004 - Autor: Desconocido - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Miniatura persa
Miniatura persa

Sayyedina Ibrahim (en español, Abraham), la paz sea con él, fue descendiente de Sham, uno de los hijos de sayyedina Nuh (en español Noé). Todos los profetas que llegaron después de sayyedina Ibrahim fueron sus descendientes. Sayyedina Ibrahim nació en la ciudad de Ur, situado a las orillas de río Eufrates en la región baja del este, a ciento cincuenta kilómetros del Golfo Pérsico. En esos tiempos la civilización de los Caldeanos estaba en su época mas fuerte. El rey de esta gente se llamaba Nimrud. El nombre del padre de sayyedina Ibrahim era Azar.

A Ibrahim se le describe en el Corán como un hanif, que significa ‘puro por naturaleza’. Era su naturaleza el reconocer la verdadera naturaleza de la existencia y el adorar a Allah solamente y nada más que Allah. Ya que la mayoría de gente a su alrededor- incluyendo su padre- eran adoradores de ídolos descarados quienes esculpían ídolos de madera o piedra, era inevitable de que sayyedina Ibrahim tuviera conflicto con ellos.

El Corán describe al reconocimiento de sayyedina Ibrahim de Allah como fuente de la creación- y el alejarse de cualquier forma de adoración aparte de la de Allah- en Surat al-An’am:

Cuando Ibrahim dijo a su padre Azar: ¿Tomas a unos ídolos por divinidades? En verdad que te veo a ti y a los tuyos en un claro extravío. Así fue como mostramos a Ibrahim el dominio de los cielos y de la tierra para que fuera de los que saben con certeza. Y cuando cayó sobre él la noche vio un astro y dijo: Este es mi Señor, pero cuando desapareció, dijo: No amo lo que se desvanece.

Y cuando vio que salía la luna, dijo: Este es mi Señor. Pero al ver que desaparecía, dijo: Si mi Señor no me guía seré de los extraviados. Y cuando vio al sol naciente, dijo: Este es mi Señor pues es mayor; pero cuando se ocultó, dijo: ¡Gente mía, soy inocente de lo que asociáis!

Dirijo mi rostro, como hanif, a Quien ha creado los cielos y la tierra y no soy de los que asocian. Su gente lo refutó y él dijo: ¿Me discutís sobre Allah cuando Él me ha guiado? No temo lo que asociáis con El, excepto lo que mi Señor quiera. Mi Señor abarca con Su conocimiento todas las cosas. ¿Es que no vais a recapicitar?

¿Y cómo habría de temer lo que asociáis, cuando vosotros no teméis asociar con Allah aquello con lo que no ha descendido para vosotros ninguna evidencia? ¿Cuál de las dos partes tiene más motivos para estar a salvo, si sabéis? Los que creen y no empañan su creencia con ninguna injusticia, ésos tendrán seguridad y serán guiados. Esta es Nuestra prueba, la que dimos a Ibrahim sobre su gente. A quien queremos, lo elevamos en grados; es cierto que tu Señor es Sabio y Conocedor.

(Corán, 6.75-84)

Aunque Ibrahim intento hacer que su padre razonara con la verdad fue sin éxito:

Y recuerda en el Libro a Ibrahim, él fue realmente sincero y profeta. Cuando dijo a su padre: ¡Padre mío! ¿Por qué adoras lo que ni oye ni ve ni te sirve de nada? ¡Padre! Me ha llegado conocimiento que no te ha llegado a ti, sígueme y te guiaré por un camino llano.

¡Padre! No adores a Shaytán, pues ciertamente el Shaytán es rebelde con el Misericordioso. ¡Padre! Temo de verdad que te llegue un castigo del Misericordioso y seas de los que acompañen al Shaytán. Dijo: ¿Acaso desprecias a mis dioses, Ibrahim? Si no dejas de hacerlo te lapidaré; aléjate de mi durante mucho tiempo.

Dijo: Paz contigo, pediré perdón por ti a mi Señor, es cierto que el es Complaciente conmigo. Me alejaré de vosotros y de lo que adoráis fuera de Allah e invocaré a mi Señor, tal vez no quede decepcionado en mi súplica de El.

(19.40-48)

En otro lado del Corán, en Surat at-Tawba, Allah dice:

Y la petición de perdón que Ibrahim hizo a favor de su padre fue sólo por una promesa que le había hecho. Pero cuando vio con claridad que era un enemigo de Allah, se apartó de él. Verdaderamente Ibrahim era suplicante y paciente.

(9.115)

Sayyedina Ibrahim no sólo le predicó a su padre que adorara a Allah, sino que también le predicó a los adoradores de ídolos entre su gente:

Cuéntales la historia de Ibrahim, cuando le dijo a su gente: ¿Qué es lo que adoráis? Dijeron: Adoramos ídolos a cuyo culto estamos dedicados. Dijo ¡Acaso os escuchan cuando los invocáis? ¿U os benefician u os perjudican? Dijeron: Sin embargo encontramos a nuestros padres que así hacían.

Dijo: ¿Habéis visto lo que adoráis vosotros y vuestros padres antiguos? Ellos son mis enemigos, al contrario del Señor de los mundos. Que me creó y me guía. Que me alimenta y me da de beber. Y que cuando estoy enfermo, me cura. Y el que me hará de morir y luego me devolverá la vida. Y de Quien espero con anhelo que me perdone las faltas el Día de la Rendición de cuentas.

¡Señor mío! Dame juicio y tenme entre los justos. Concédeme que los que vengan después hablen de mí con verdad. Hazme de los herederos del Jardín de las Delicias, y perdona a mi padre, él ha sido de los extraviados. Y no me entristezcas el día en que sean devueltos a la vida. El día en que ni la riqueza ni los hijos servirán de nada.

Sólo quien venga a Allah con un corazón limpio. El Jardín será acercado a los temerosos. Y el Yahim se mostrará a los extraviados. Y se les dirá. ¿Dónde está lo que adorábais fuera de Allah? ¿Pueden ayudarlos o ayudarse a sí mismos? Entonces serán arrojados en él unos encima de otros, ellos y los que extraviaron. Y los ejércitos de Iblis, todos juntos. Y dirán, discutiendo en él: ¡Por Allah que estábamos en un claro extravío! Cuando Le atribuíamos iguales al Señor de los mundos. No nos extraviaron sino los malhechores. Y no tenemos a nadie que interceda por nosotros; ni ningún amigo ferviente.

Ojalá y tuviéramos una oportunidad más para poder ser creyentes. Es verdad que en eso hay un signo, pero la mayoría de los hombres no son creyentes. Y es cierto que tu Señor es el Irresistible, el Compasivo.

(26, 69-104)

El odio de sayyedina Ibrahim a la adoración de ídolos era tan grande que por fin decidió romper algunos de ellos:

Es verdad que anteriormente le dimos a Ibrahim la dirección correcta para él; y tuvimos conocimiento suyo cuando le dijo a su padre y a su gente: ¿Qué son estas estatuas a las que dedicáis vuestra adoración? Dijeron encontramos a nuestros padres adorándolas. Dijo: Realmente vosotros y vuestros padres estáis en un evidente extravío.

Dijeron: ¿Nos traes la verdad o eres de los que juegan? Dijo: Muy al contrario. Vuestro Señor es el Señor de los cielos y de la tierra, Quien los creó. Y yo soy uno de los que dan testimonio de ello. Y por Allah que he de tramar algo contra vuestros ídolos una vez que hayáis dado la espalda. Entonces los hizo pedazos con la excepción de uno grande que tenían, para que así pudieran volver su atención hacia él. Dijeron: ¿Quién ha hecho esto con nuestros dioses? Ciertamente es un injusto. Dijeron: Hemos oído a un joven referirse a ellos, le llaman Ibrahim.

Dijeron: Traedlo a la vista de todos, quizás pueda atestiguar. Dijeron: ¿Eres tú el que has hecho esto con nuestros dioses, Ibrahim? Dijo: No; ha sido el éste, el mayor de ellos. Preguntadle, si es que puede hablar. Volvieron sobre sí mismos y se dijeron entre sí: En verdad sois injustos. Luego, recayendo en su estado anterior, dijeron: ¡Sabes perfectamente que éstos no hablan! Dijo: ¿Es que adoráis fuera de Allah lo que ni os beneficia ni os perjudica en nada? ¡Lejos de mí vosotros y lo que adoráis fuera de Allah! ¿Es que no podéis razonar?

Dijeron: Quemadlo y ayudad así a vuestros dioses, si sois capaces de actuar. Dijimos: Fuego: sé frío e inofensivo para Ibrahim. Pretendieron con ello hacer una trampa, pero ellos fueron los que más perdieron. Y a él y a Lut (Lot en español) los pusimos a salvo en la tierra que habíamos hecho bendita para todos los mundos.

(21.51-70)

La Surat al-Ankabut también se refiere a esta confrontación en los siguientes ayat:

E Ibrahim cuando le dijo a su gente: ¡Adorad a Allah y temedle, ello es mejor para vosotros si sabéis! En realidad lo que adoráis afuera de Allah sólo son ídolos y estáis creando una mentira; ésos que adoráis fuera de Allah no tienen poder para daros sustento; así pues buscad la provisión junto a Allah y adoradlo y agradecedle, porque a El habéis de volver. Pero si negáis la verdad... Ya lo hicieron naciones anteriores a vosotros. Al Mensajero sólo le incumbe transmitir con claridad. ¿Es que no ven cómo Allah crea una primera vez y luego lo hace de nuevo? Realmente eso es simple para Allah. Di: ¡Id por la tierra y mirad cómo empezó la creación! Luego Allah hará surgir la última creación, es cierto que Allah tiene poder sobre todas las cosas.

Castiga a quien quiere y se apiada de quien quiere. A El habréis de retornar. No tendréis escape ni en la tierra ni en el cielo, ni tendréis fuera de Allah ni protector ni defensor. Y los que se niegan a creer en los signos de Allah y en el encuentro con El, ésos desesperan de Mi misericordia y tendrán un doloroso castigo.

Y la única respuesta de su gente fueron las palabras. ¡Matadlo o quemadlo! Pero Allah lo salvó del fuego, realmente en eso hay signos para gente que cree. Y dijo: Lo que habéis tomado fuera de Allah, por el amor que existe entre vosotros por la vida del mundo, no son mas que ídolos; pero después, el Día del Levantamiento, renegaréis unos de otros y os maldeciréis mutuamente. Vuestro refugio será el Fuego y no tendréis quien os auxilie.

Y Lut (Lot en español) creyó en él y dijo: He de emigrar por mi Señor, es cierto que El es el Inigualable, el Sabio.

(29.15-25)

Y también, después de hablar sobre sayyedina Nuh en Surat as-Saffat, Allah dice:

Y por cierto que Ibrahim era de los suyos. Cuando se presentó ante su Señor con un corazón puro. Y cuando les dijo a su padre y a su gente: ¿Qué es lo que estáis adorando? ¿Buscáis dioses fuera de Allah por falsedad? ¿Y qué pensáis del Señor de los mundos? Y observó las estrellas. Y dijo: Realmente voy a enfermar. Entonces se apartaron de él dándole la espalda. Se fue para sus dioses y dijo: ¿Es qué no coméis? ¿Qué os pasa que no habláis? Entonces fue sigilosamente hacia ellos golpeándolos con fuerza. Y acudieron a él rápidamente. Dijo: ¿Adoráis lo que vosotros mismos habéis esculpido, cuando Allah os ha creado a vosotros y a lo que hacéis? Dijeron: Haced una construcción a propósito para él, para arrojadlo a las llamas. Quisieron tenderle una trampa pero los dejamos reducidos a lo más bajo. Y dijo: Me voy hacia mi Señor, El me guiará. ¡Señor mío! Concédeme una descendencia de justos. Y le anunciamos un niño que habrá de tener buen juicio.

(37.83-101)

El hijo sería llamado Isma’il (Ismael en español). Ha sido relatado que antes de que arrojaran a sayyedina Ibrahim al fuego- la cual ni lo quemo ni le hizo ningún daño- fue llevado con el rey Nimrud, quien se consideraba todo-poderoso, ya que podía ordena que se le quitara la vida a cualquiera de su reino o que se le fuera perdonada la vida a cualquiera. Sayyedina Ibrahim, sin embargo, rápidamente señalo que poco poder tenía el rey Nimrud en verdad:

¿No has visto a aquel que, porque Allah le había dado soberanía, desafió a Ibrahim discutiéndole a su Señor? Dijo Ibrahim: Mi Señor da la vida y da la muerte. Dijo él: Yo doy la vida y doy la muerte. Dijo Ibrahim: Allah trae el sol desde el oriente, tráelo tú desde el occidente. Y quedo confundido el que se negaba a creer. Allah no guía a los que son injustos.

(2.257)

En otra ocasión, sayyedina Ibrahim le pregunto a Allah que le mostrara como El podía devolver la vida a los muertos:

Y cuando Ibrahim dijo: ¡Señor mío! Déjame ver cómo resucitas lo que está muerto. Dijo: ¿Acaso no crees? Dijo: Por supuesto que sí, pero es para que mi corazón se tranquilice. Dijo: Toma, entonces, cuatro pájaros distintos, córtalos en pedazos y, a continuación, pon un pedazo en cada monte y luego llámalos. Vendrán a ti en el acto. Y sabe que Allah es Poderoso y Sabio.

(2.259)

Después de que sayyedina Ibrahim y sayyedina Lut habían viajado a salvos a la Tierra Santa, Sayyedian Ibrahim, quien ya estaba casado con Sarah, acabo casándose con su esclava egipcia, Hajar (Agar en español). En esos días, Sarah no tenia hijos, pero Hajar dio a luz a un hijo a quien le fue dado el nombre de Isma’il. Según la Biblia sayyedina Ibrahim tenía ochenta y seis años cuando nació Isma’il.

Cuando Isma’il tenia solamente algunos meses de vida, Allah le ordeno a Ibrahim que llevara a Hajar y a Isma’il a un valle del desierto llamado Bakka, en el centro de Arabia, y que los dejara allí. Sayyedia Ibrahim hizo lo que se le ordeno, y no paso mucho tiempo de haberlos dejado allí que se les acabo su comida y agua.

Hajar puso a Isma’il sobre la tierra, y se apresuro Hajar a lo alto de una colina cercana buscado ayuda, sólo para no encontrar nada. Corrió a otra colina para buscar ayuda, sólo para no encontrar nada. En total corrió entre las dos colinas siete veces, para cada vez nada mas encontró a un desierto vacío.

Hajar regreso corriendo a donde estaba acostado Isma’il, y levantado las manos en oración, le pidió a Allah su ayuda. Luego, cuando bajo la vista, era para ver agua salir de la tierra donde su bebé había pateado. Rápidamente hizo una pared de lodo alrededor de ellos para detener el agua. Ha sido relatado por el Profeta Muhammad, que Allah lo bendiga y que le de paz, que dijo que si ella no hubiera hecho esto, entonces se habría vuelto un río (haciendo referencia a la gran cantidad de agua que brotaba).

Un poco mas tarde algunos pájaros en el cielo vieron la nueva fuente de agua y empezaron a volar a su alrededor. Una caravana que iba pasando vieron los pájaros, sabiendo que los pájaros le dan vueltas volando sobre el agua, se acercaron a ellos hasta llegar no solamente al agua si no que a Hagar y Isma’il también. El agua era tan abundante y buena que algunas gentes de la caravana decidieron establecerse el lugar. Y así nació la ciudad de Makka (Meca): El valle desierto donde sayyedina Ibrahim había dejado a Hajar y a Isma’il llego a ser conocido como la Makka; y las dos colinas entre las cuales había corrido Hajar buscando ayuda se llegaron a conocer como Safa y Marwa; y el ojo de agua que había salvado sus vidas de llego a conocer como Zamzam.

Cuando Isma’il todavía era un niño pequeño- se dice que tenía diez años- sayyedina Ibrahim tuvo un sueño en el cual se le fue ordenado sacrificar a su único hijo. Interpreto el sueño literalmente, y viajo a Makka para cumplir con la orden de su Señor:

Y cuando éste alcanzó la edad de acompañarle en sus tareas, le dijo: ¡Hijo mío! He visto en sueños que te sacrificaba, considera tu parecer. Dijo: ¡Padre! Haz lo que se te ordena y si Allah quiere, encontrarás en mí a uno de los pacientes.

(37.102)

En su camino a le lugar de sacrificio, que se conoce como Mina, el shaytán intento de disuadir a sayyedina Ibrahim de hacer lo que se le había sido ordenado, y que persuadiera a Isma’il y a Hagar que no siguieran con el. Los tres de ellos, sin embargo, buscaron refugio en Allah de el shaytan y le aventaron piedras a este para alejarlo. No fue hasta justamente antes de que sayyedina Ibrahim iba a sacrificar a Isma’il, y con el sacrificio mostrar que no había nada que mas quisieran ambos que a Allah, cuando Allah le ordeno que sacrificara a un carnero en vez de a su hijo:

Y cuando ambos lo habían aceptado con sumisión, lo tumbó boca abajo. Le gritamos: ¡Ibrahim! Ya has confirmado la visión que tuviste. Realmente así es como recompensamos a los que hacen el bien. Esta es, de verdad, la prueba evidente. Y los rescatamos poniendo en su lugar una magnifica ofrenda. (Un hermoso cordero del que se dice era del jardín)

(37.103-107)

Después de esto sayyedina Ibrahim regreso a la Tierra Santa, pero mas adelante, cuando Isma’il era un hombre joven, regreso otra vez a Makka, y con la ayuda de su hijo construyo a la Ka’aba, cerca de el ojo de agua de Zamzam. Aquí sayyedina Ibrahim adoro a Allah, y rezo para todos aquellos que vendrían a adorar a Allah allí en el futuro:

Y cuando tu Señor puso a prueba a Ibrahim con palabras que éste cumplió, le dijo: Voy a hacer de ti un dirigente y un ejemplo para los hombres. Dijo: ¿Y lo harás también con mis descendientes? Dijo: Mi pacto no alcanza a los injustos.

Y cuando hicimos de la Casa un centro de reunión y un lugar seguro para los hombres que adoptaron la estación de Ibrahim. Habíamos pactado con Ibrahim e Ismail que mantuvieran pura Mi casa para los que cumplieran las vueltas en torno a ella, los que allí permanecieran y los que se inclinaran y postraran.

Y cuando dijo Ibrahim: ¡Señor mío! Haz de este territorio un lugar seguro y provee de frutos a aquellos de sus habitantes que crean en Allah y en el Ultimo Día. Dijo: Y al que se niegue a creer, lo dejaré disfrutar un tiempo y luego lo llevaré a rastras al castigo del Fuego: ¡Qué mal fin!

Y cuando Ibrahim e Ismail erigieron los fundamentos de la Casa: ¡Señor, acéptanoslo! Tu eres Quien oye, Quien sabe. ¡Señor nuestro! Haz que estemos sometidos a Ti y haz de nuestra descendencia una comunidad sometida a Ti. Enséñanos a cumplir nuestros ritos de adoración y vuélvete a nosotros, realmente Tú eres Quien se vuelve a favor del siervo, el Compasivo.

¡Señor nuestro! Envíales un mensajero que sea uno de ellos, para que les recite Tus aleyas (signos), les enseñe el Libro, la Sabiduría y los purifique. Es cierto que Tú eres el Poderoso, el Sabio. ¿Y quien, sino aquel que se rebaja a sí mismo, puede rechazar la religión de Ibrahim? Lo escogimos en esta vida, y en la Ultima, estará entre los justos. Cuando su Señor le dijo: ¡Sométete! Dijo: Me someto al Señor de los mundos. Y esto fue un legado que Ibrahim dejó a sus hijos. Y lo mismo hizo Yaqub (Jacob en español) cuando dijo. ¡Hijos míos! Allah os ha elegido la práctica de Adoración, no muráis pues sin ser Musulmanes.

(2.123-131)

Después de que habían acabado de construir la Ka’aba- algunos dicen que fue construido en el mismo lugar donde había construido sayyedina Adam (Adán en español) el primer lugar de adoración en la tierra- sayyedina Ibrahim una vez mas regreso a la Tierra Santa.

En estos días sayyedina Ibrahim y su primer esposa, Sarah, ya estaban muy viejos- según la Biblia, sayyedina Ibrahim tenia cien años de edad- pero les esperaban buenas noticias, traídas por los mismos ángeles que fueron mandados a destruir la gente que había rechazado a sayyedina Lut. Primero visitaron a sayyedina Ibrahim, los ángeles venían con la apariencia de hombres jóvenes- pero como eran ángeles, no comieron ni bebieron:

Y fueron Nuestros mensajeros a Ibrahim a llevarle las buenas noticias y dijeron: Paz, contestó: Paz, y no tardó en venir con un becerro asado. Pero al ver que no tendían sus manos hacia él, le pareció extraño y sintió miedo de ellos. Dijeron: No temas, hemos sido mandados a la gente de Lut. Y su mujer, que estaba de pie, se rió y le anunciamos a Ishaq (Isaac en español) y después de Ishaq a Yaqub (Jacob).

Dijo: ¡Ay de mí! ¿Cómo voy a parir si soy vieja y éste mi marido es un anciano? ¡Realmente es algo asombroso! Dijeron: ¿Te asombras del mandato de Allah? ¡Que la misericordia de Allah y Su bendición sean con vosotros, gente de la casa! Cierto que El es Digno de alabanza, Glorioso.

Y cuando el miedo se fue de Ibrahim y le hubo llegado la buena noticia, Nos habló a favor de la gente de Lut. Es cierto que era indulgente, movido a la compasión y siempre se volvía (a Allah). ¡Ibrahim! Apártate de esto. El Mandato de tu Señor ha venido y ciertamente les alcanzará un castigo irrevocable.

(11.68-75)

Y también:

Y cuando llegaron Nuestros emisarios a Ibrahim llevando la buena noticia, dijeron: Vamos a destruir a los habitantes de esta ciudad puesto que sus habitantes son injustos.

Dijo: Lut esta en ella. Dijeron: Nosotros sabemos mejor quién está en ella. A él y a su familia los salvaremos con la excepción de su mujer, que será uno de los que se queden atrás.

(29.31-32)

Y también:

Y hábleles de los huéspedes de Ibrahim. Cuando llegaron a él y dijeron: Paz. Dijo: Realmente sentimos recelo de vosotros. Dijeron: No temas, estamos aquí para anunciarte un muchacho sabio. Dijo: ¿Me traéis buenas nuevas a pesar de que me ha llegado la vejez? ¿Cómo podéis traérmelas?

Dijeron: Te anunciamos buenas nuevas con la verdad, no seas de los que han perdido la esperanza. Dijo: ¿Y quién puede desesperar de la misericordia de su Señor sino los extraviados? Dijo: ¿Y cual es vuestra misión, mensajeros?

Dijeron: Se nos ha enviado a una gente que hace el mal. Con la excepción de la familia de Lut a los que salvaremos a todos, menos a su mujer contra la que hemos decretado que sea de los que se queden atrás.

(15.51-60)

Y también:

¿Ha llegado hasta ti el relato de los honorables huéspedes de Ibrahim, cuando se presentaron ante él dijeron?: Paz. Contestó: Paz, gente desconocida. Entonces se retiró a su familia y vino con un hermoso ternero. Lo acercó a ellos. Dijeron: No temas. Y le anunciaron un niño sabio. Y apareció su mujer gritando y dándose palmadas en la cara, y dijo: ¿Una vieja estéril?

Dijeron: Así lo ha dicho tu Señor, El es Sabio, el Conocedor. Dijo: ¿Y cual es vuestra misión, enviados? Dijeron: Hemos sido enviados a una gente que hace el mal, para mandar contra ellos piedras de arcilla marcadas junto a tu Señor y destinadas a los que excedieron los limites y para sacar de allí a los creyentes que haya.

(51.24-37)

Y dejamos en ella un signo para los que temieran el castigo doloroso.

(51.24-37)

Después de que había sido salvado sayyedina Lut, y que su esposa y la gente fueran destruidos, Sarah de verdad dio a luz a Ishaq, de cuyo hijo Ya’qub- quien fue conocido como Israel- tuvo doce hijos, de los cuales descienden las doce tribus de la Tribu de Israel:

Y le concedimos a Ishaq, y como obsequio a Yaqub; y a ambos los hicimos justos. Y los hicimos dirigentes que guiaban siguiendo Nuestra orden. Les inspiramos que hicieran buenas acciones, que establecieran la Oración y entregaran el zakat. Y fueron fieles a Nuestra adoración.

(21.71-72)

Y también:

Le concedimos a Ishaq y a Yaqub, y le dimos a su descendencia la Profecía y el Libro, y le dimos a él su recompensa en esta vida. Verdaderamente en la Otra estará con los justos.

(29.26)

Y también:

Y cuando Ibrahim les dijo a sus padres y a su gente: Y estoy libre de lo que adoráis. Pero no de Aquel que me ha creado. El me guiará. E hizo de ello una palabra que quedó en su posteridad para que pudieran volverse (a Allah).

(43.25-27)

De hecho, tal como todos los profetas después de sayyedina Adam eran sus descendientes- y luego fueron descendientes de sayyedina Nuh- todos los profetas después de sayyedina Ibrahim eran descendientes de el- ya sea por medio de su hijo Isma’il, o por su hijo Ishaq, o en el caso de sayyedina Shu’aib — por medio de Madyan.

Por lo tanto sayyedina Musa (Moisés en español) y sayyedina ‘Isa (Jesús en español), quienes fueron mandados a guiar a la Tribu de Israel, eran descendientes de Ishaq, mientras que el ultimo profeta, sayyedina Muhammad, era descendiente de Isma’il, que Allah los bendiga y que le de paz a todos ellos.

Allah lo hace claro en el Corán que las enseñanzas de sayyedina Ibrahim — en Surat al-Ala (87.19) estas enseñanzas se conocen como ‘el Libro’ de Ibrahim - y que el estado interno de Ibrahim a el igual que su comportamiento externo eran muy similares a los de sayyedina Muhammad, que la paz y bendiciones de Allah estén con ellos:

Es cierto que Ibrahim reunía en sí todo lo bueno, era obediente a Allah y tenía una tendencia innata hacia la verdad creencia sin haber sido nunca de los que asocian. Agradecido con Sus dones, El lo escogió y lo guió a un camino recto.

Y le dimos en esta vida favor y ciertamente en la Última estará con los justos. Luego te inspiramos a ti para que siguieras la forma de Adoración de Ibrahim como hanif sin ser de los que asocian.

(16.120-123)

Es claro, por lo tanto, que le fue otorgado su suplica du’a de sayyedina Ibrahim por Allah, la cual es mencionada en Surah Ibrahim:

Y cuando Ibrahim dijo: ¡Señor mío! Haz esta tierra segura y apártanos a mí y a mis hijos de la adoración de ídolos. ¡Señor mío! Es cierto que ellos extravían a muchos hombres. Quien me siga será de los míos pero quien me desobedezca... Realmente Tú eres Perdonador, Compasivo.

¡Señor nuestro! He hecho habitar a parte de mi descendencia en un valle en el que no hay cereales, junto a tu Casa Inviolable; para que, Señor, establezcan la Oración; así pues haz que los corazones de la gente se vuelquen hacia ellos y provéeles de frutas para que puedan agradecer.

¡Señor nuestro! Tú conoces lo que escondemos y lo que manifestamos. No hay nada que pase desapercibido para Allah ni en la tierra ni en el cielo. Las alabanzas a Allah que me ha concedido en la vejez a Ismail e Ishaq; es cierto que mi Señor atiende las suplicas.

¡Señor mío! Hazme establecer la Oración a mí y a alguien de mi descendencia. ¡Señor nuestro! Acepta mi súplica. ¡Señor nuestro! Perdónanos a mí, a mis padres y a los creyentes el día en que tenga lugar la Rendición de cuentas.

(14.37-43)

Así fue como el santuario de Makka fue establecido y purificado por el trabajo de sayyedina Ibrahim, y la Ka’aba fue construida y los ritos esenciales de el hajj fueron establecidos por el, y su manera de vida y la vida que llevaba sirvieron para guiar no solo a la gente a su alrededor, si no que también sirvieron de guía para los futuros profetas que descendieron de él, y de hecho sirvieron de guía para todos los creyentes:

Es cierto que la primera casa que fue erigida para los hombres fue la de Bakka, bendita y guía para todos los mundos,

En ella hay signos claros: La estación de Ibrahim; quien entre en ella, estará a salvo. Los hombres tienen la obligación con Allah de peregrinar a la Casa, se encuentra medio de hacerlo. Y quien se niegue...

Ciertamente Allah es Rico con respeto a todas las criaturas.

(3.96-97)

Y también:

Di: Mi Señor me ha guiado a un camino recto, una practica de Adoración auténtica, la religión de Ibrahim, hanif, que no era de los que asocian. Di: En verdad mi oración, el sacrificio que pueda ofrecer, mi vida y mi muerte son para Allah, el Señor de los mundos.

El no tiene copartícipe. Eso es lo que se me ha ordenado. Soy el primero de los musulmanes. Di: ¿Por qué habría de desear a otro que Allah como Señor, si El es el Señor de todas las cosas? Lo que cada alma adquiera sólo podrá perjudicarle a ella misma y nadie cargará con la carga de otro. Luego habréis de volver a vuestro Señor que os hará ver aquello en lo que teníais diferencias.

Y El es Quien os ha hecho suceder otros en la tierra y ha elevado a unos por encima de otros en grados para poneros a prueba en lo que os ha dado. Es cierto que tu Señor es Rápido en castigar a es cierto que El es el Perdonador y el compasivo.

(6.162-167)

Y también:

¿Y quién es mejor en su Práctica de Adoración que aquel que ha sometido su rostro a Allah, hace el bien y sigue la religión de Ibrahim como hanif? Y Allah tomó a Ibrahim como amigo íntimo.

(4.124)

Por lo tanto, sólo los que hoy siguen sinceramente al profeta Muhammad pueden decir que siguen el camino antiguo de Ibrahim, que Allah los bendiga y que les de paz:

Ibrahim no era ni judío ni cristiano, sino hanif y musulmán. Y no uno de los asociadores. Es verdad los más dignos de (llamar suyo a) Ibrahim, son los que le siguieron, este Profeta y los que creen. Y Allah es Protector de los creyentes.

(3.66-67)

Lo cerca que están los seguidores de sayyedina Muhammad a el camino de sayyedina Ibrahim se refleja no solamente en la manera de rezar (el estar parado, inclinarse con reverencia, el postrarse, y el estar sentado) sino que también en su contenido- cuando le pedimos a Allah que bendiga a sayyedina Muhammad y su familia como El bendijo a sayyedina Ibrahim y su familia, que las bendiciones y la paz de Allah estén con ellos- y en la manera que pagamos el zakat, y también se asemeja el camino en los ritos esenciales del peregrinaje:

El tawaf, los dos raka’at en el maqam de Ibrahim, el sa’y entre Safa y Marwa, el levantarse en la oración sobre Arafat, el apedrear a los jimar y el sacrificio del animal en Mina- todos estos actos son derivados de las acciones de sayyedina Ibrahim y su familia, y el hacer estos ritos nos acuerdan de el.

Es principalmente por su completo rechazo de sayyedina Ibrahim de adorar a algo en vez de Allah- y su completa dependencia en Allah- que acuerda a los que confían en Allah en acordarse del ejemplo de sayyedina Ibrahim:

En Ibrahim y en los que con él estaban tenéis un hermoso ejemplo cuando le dijeron a su gente: No respondemos de vosotros y de lo que adoráis fuera de Allah, sino que renegamos de vosotros. La enemistad y el odio habrán surgido siempre entre nosotros para siempre a menos que creáis en Allah y en nadie más. Sin embargo Ibrahim le dijo a su padre: Pediré perdón por ti, pero no puedo hacer nada en tu favor ante Allah. ¡Señor nuestro!

A Ti nos confiamos, a Ti nos volvemos y a Ti hemos de retornar. ¡Señor nuestro! No pongas a prueba a los que se niegan a creer dándoles poder sobre nosotros y perdónanos Señor. Realmente Tú eres el Poderoso, el Sabio.

En ellos tenéis un hermoso ejemplo para quien tenga esperanza en Allah y en el Ultimo Día. Pero el que se desentienda... Allah es Rico, en Sí mismo alabado.

(60.4-6)
Anuncios
Relacionados

Ibrahim en el ciclo de la profecía

Artículos - 20/06/2013

Descubriendo a los Ángeles

Artículos - 15/04/2002

La historia de Abraham (Ibrahim)

Artículos - 29/01/2003



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

Aprovecha la oportunidad de tu vida

01/10/2014 | Tijani El Bouji

El conocimiento es mejor que el dinero

01/10/2014 | Dicho de Ali bn Abi Talib

Una comunidad, un líder

01/10/2014 | La Comunidad Musulmana Ahmadia en España

Introducción al Islam

01/10/2014 | Prof. Yahia Said Al Andalusí

Sohbet de Sheikh Abdul Rauf en el Magrib : ¿Cuál es el sentido de mi vida?

01/10/2014 | Sheij Abdur Rauf Felpete

Abc del Islam: responsabilidades sociales

01/10/2014 | Dr.Armando Bukele Kattan

Abren embajada de derechos humanos islamicos para denunciar los crimenes de Israel

01/10/2014 | Asociación Argentino Islámica (ASAI)

#NotInMyName

30/09/2014 | Redacción

Lucha progresista contra el pernicioso individualismo capitalista

30/09/2014 | Frank Barat

Se clausura en Marruecos el proyecto transfronterizo de dinamización empresarial del sector de las plantas aromáticas, PLUSPAM

30/09/2014 | Fundación Andanatura
play

“La verdadera yihad es cuidar a los padres y hacer el bien a los demás”

28/09/2014 | Reina Mora
Colabora


diseño y programación
Development and programming, professional translation services, positioning, servers, e-commerce, SEO, user support, mobile apps, video productions, print layout design and marketing.
grupo de comunicación

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/27117-historia_del_profeta_abraham.html