webislam

Viernes 21 Noviembre 2014 | Al-Yuma 28 Muharram 1436
1848 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=1007

Perros, mujeres y burros

30/09/2002 - Autor: Omar Ribelles - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Omar Ribelles
Omar Ribelles

A uno y otro lado del charco nos hemos entendido, hay ya algo más que aquellos inexpresivos alacranes que viera Ali Núñez en la audiencia. Estamos remontando, nos vamos a hacer con el cotarro. Tu hablas de tu recién pasada por la mezquita de Palermo y de Alberti y yo, insidioso, te hago preguntas cuya respuesta conozco. Adriana, paso a paso lo vas sistematizando todo. Asombrados, te vemos caminando en días lo que nosotros caminamos en años. Me respondes de forma terminante: "Yo no leí en ningún pasaje del Coran que corresponde lapidar al adultero. Fue el sabio árabe quien afirmó que la pena de lapidación para la mujer nigeriana estaba prescripta en el Coran. Nadie lo desmintió". Me cabe el honor, pese a mi poca ciencia, para ese viaje no hacen falta alforjas, de desmentirlo absolutamente precisándote sin ninguna duda Adriana, que la fuente más importante y casi única para un musulmán es el Coran, equivalente (digámoslo así para entendernos un poquito) a la Constitución. Lo que no está en el Coran hay que ponerlo, de entrada, en solfa y ponerse muy alerta porque aparecen los muertos de hambre de los clérigos de siempre para vivir sin trabajar. "El abad de lo que canta yanta".

Como norma de mucha menor entidad que el Coran, en el Islam se manejan las recopilaciones de Hadices (dichos del Profeta) que hay que manejar con mucho cuidado para ver donde está el Hadiz falso, el hadiz falsificado con malos propósitos por el compilador pagado con higos secos por cualquier tirano a la violeta. Tenemos por norma no aceptar como bueno hadiz que no denote la Rahma (misericordia) de Allâh. No es autentico, es falsedad del tirano que paga al miserable recopilador. Un hombre cualquiera ese recopilador, nada que ver con el Profeta y menos con el Coran. Imagínate mi sorpresa cuando leí en el Sahid Muslim unos hadices que dicen que la oración no es valida cuando aparecen un perro, una mujer o un burro. Mi sorpresa fue a más cuando verifiqué que los sabios árabes te dicen que es verdadero este infame hadiz y entonces, sin más, los que somos normalitos decimos "¡¡quieto parao!!", se esta calumniando al Profeta. Muhammad, sobre él la Paz, no ha podido decir semejante barbaridad sino todo lo contrario. Ni perro, ni burro, ni mujer pueden invalidar oración al Altísimo. Maldito sea el que equipara burro, mujer y perro.

Adriana, a partir de aquí comenzamos ,y, tu y yo, golpeadores de golpeadores, vamos a revisarlo todo: ablación, infibulación, lapidación, malos tratos a mujeres, apostasía, entextilamiento. Tenemos poca ciencia pero no somos de la raza bastarda que pone a la mujer a la altura del perro y del burro. Pasamos a la lapidación y con nuestro maravilloso intelecto de seres humanos libres comprobamos en tan solo diez minutos de lectura a la hora del fayar:

1. En el Coran, sura de la luz (el 24) revelado casi al final (últimos dos o tres años de la vida del Rasul) las adulteras (os) quedan vivas (os) y en condiciones de volverse a casar según dice expresamente el Coran y nadie con capacidad de lectura simple lo puede desmentir.

2. El Buhari recopila hadiz en el que calumnia al Profeta diciendo que, ¡¡¡¡en la misma legislatura que se proclama la Constitución (Coran)!!!!!!, el Profeta pudiera enmendarle la plana a Allâh y lapidar, solo, a las mujeres. Es algo tan burdo que alucino mirando a los ciegos, misóginos y mal intencionados doctores de la ley, ya sean estos árabes semitas morenazos o rubitos arios con ojazos azules. Billones de horas de estudio infame para justificar lapidación femenina en contra del mandato expreso del Coran. Ningún político en política se atreve a modificar Constitución reciente con norma de menor rango y menos en la misma legislatura en la que se proclama la Constitución. Reflexiona Adriana y date cuenta del calibre de la calumnia emitida por hadices manifiestamente falsos muñidos por fementidos mequetrefes misóginos contrarios al Coran. ¡Menudos sinvergüenzas!

Hay que tomárselo con tranquilidad Adriana, la verdad está con nosotros, la lapidación no está en el Coran y tenemos identificados a los malvados que equiparan burro, mujer y perro. Al entrar en esas mezquitas vacías, con mala olor y sabios árabes con labios regoldando alimentos en lo alto del estomago es natural que lo primero que hagan sea humillarte con el idioma y/o con lo que sea y darte su inmunda colección de cuarenta hadices que enmienda la plana al Coran (la Constitución, no lo olvides). Y te dicen y repiten lo de la infalibilidad de Buhari o Muslim, unos tíos muy sabios que de 180.000 hadices solo consideraron verdaderos 6.000 ma o meno. Sin embargo, a la primera lectura te das cuenta que en lapidación, ablación, infibulación, apostasía, etc., contradicen al mandato expreso del Coran por lo que hay que cribar uno a uno todo hadiz. Los musulmanes dejamos, sin acritud alguna, lo de la infalibilidad humana al Papa de Roma y nos dirigimos exclusivamente a Allâh. Los musulmanes no precisamos de clérigos de ningún tipo, ni de sabios calumniadores del Profeta y desmentidores del Coran. Nos basta con nuestras propias luces para identificar la mala catadura del que equipara a la mujer con el burro y el perro.

Adriana, sin más son dos concepciones las que se enfrentan, la del que ve cada sura del Coran encabezado con Bismilahi rahmani rahim y la del bellaco que busca en la hez de la jurisprudencia del juez miserable y del hadiz falso justificación a su odio. Una vez mas enfrentados amor y odio. Esta vez les vamos a responder a los del odio, ya esta bien lo de soportar a esos perros fundamentalistas, como les llama el libio Gadafi, y no decirles lo que sabemos y ellos falsean tras barbas almidonadas y sueldos en petrodólares. Ya esta bien de soportar al necio fundamentalista explicándote las ventajas de la mujer mutilada sin clítoris, lo de la conveniencia de lapidar a la adultera, lo de la necesidad de cortarle la cabeza al apostata y eso de pegar a la mujer para ponerla fina. Ya esta bien de soportar a esos egipcios hambrientos que dejan Dar al Islam y se vienen a Dar al Kufur, encantados con los grandes almacenes de occidente y que nos quieren aplicar aberraciones calumniando al Profeta del Islam, como si nosotros, los de occidente no tuviéramos corazón desde siempre y fuésemos ignorantes, perros les llama Gadafi, como ellos.

Nuestro amado Rumi afirma que el astrolabio de los misterios de Allâh es el amor. El inmenso Ibn Arabi dice rotundamente que amor es su din. Adriana di Allâh y déjales en su confusión o charla idiota. Al atardecer nos examinaran en amor recordó San Juan de la Cruz. Nos bastamos nosotros mismos. Nuestro corazón abierto a Allâh es el sabio. Todos, uno a uno, estamos solos ante Allâh. Para nada, Adriana de nuestras entretelas, necesitas a sabios gramáticos con el corazón cerrado y podrido. Se fuerte, busca a los del corazón, en los otros no hay nada y si te descuidas te soltaran bofetón.

Anuncios
Relacionados

La lapidación

Artículos - 08/02/2002

El malentendido de la sharia

Artículos - 22/10/2005

Piden revocar leyes que afectan a niñas y mujeres en Indonesia

Noticias - 05/12/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

Jutba: La religión es facilidad

10/07/2009 | Sidi Mohamed Ould Cherif

La transición hacia la normalización social y el relevo generacional en Junta Islámica

21/11/2014 | Hashim Cabrera

Reflexión 3: Cambiar el mundo exige un cambio de conciencia en el ser humano…

21/11/2014 | Esteban Díaz

Palestina, tierra de los mensajes divinos

21/11/2014 | Roger Garaudy

Islamofobia, fascismo y extremismo yihadista

21/11/2014 | Emilio López

Ellacuría vive

21/11/2014 | Juan José Tamayo

¿Son incompatibles democracia e Islam?

21/11/2014 | Sergio Bitar

Miel: de la Farmacia Natural

20/11/2014 | Redacción WI

El islam y la infancia: derechos e igualdad

20/11/2014 | Sheikh Al-Uthaymeen

Los derechos de los niños en el Islam

20/11/2014 | Fanar Qatar Islamic Cultural Center
play

20N: Día Internacional de los Derechos del niño

20/11/2014 | Unicef
Colabora


Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/26465-perros_mujeres_y_burros.html