webislam

Miercoles 26 Julio 2017 | Al-Arbia 02 Dhul-Qaadah 1438
907 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=1203

Historia de la mezquita aljama de Córdoba

Dijo el Señor de los historiadores (al-Razi) ¡Qué Dios le haya perdonado!

25/06/2002 - Autor: Del manuscrito de Tamagrut edit. del texto árabe por Hussei
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Mezquita de Córdoba
Mezquita de Córdoba

 

Del manuscrito de Tamagrut edit. del texto árabe por Hussein Monés en la Rev. del Instituto Estudios Islámicos de Madrid (1965-66). Bajo el título de: Nueva descripción de la Córdoba Islámica (PP. 161-181 del texto árabe).

 

Dios la restituya. Y la medida de su dimensión, como lo que se contó en su historia.

 

Dijo el Señor de los historiadores (al-Razi) ¡Qué Dios le haya perdonado!

Refirió Ibn Utba de Ubayd Alláh al-Zahrawi que a su vez lo tomó de sus jeques.

Que el lugar (que hoy ocupa) la mezquita de Córdoba era un foso profundo adonde los cordobeses arrojaban las basuras, animales muertos y carroñas. Y cuando vino Salomón, hijo de David -¡Para ellos la paz!- al país de al-Andalus, pasó a Córdoba y se estableció frente a ella, vio aquel foso y lo examinó. Luego le dijo a los genios: taponad el lugar, lo nivelaremos y construiremos en él un templo donde se glorifique a Dios el Altísimo’. Y ejecutaron genios lo que les ordenó el enviado de Dios Sulayman (Salomón). Y cuando acabaron el nivelado ordenó a ellos que construyeran un templo, y así lo hicieron. Y dispuso que el templo lo habitaran los hijos de Israel y dispusieron~en ella las reglas (de la Tora) y de los salmos. Y así quedaron hasta que Dios envió a Isá (Jesús) -¡Sobre él sea la paz!- y se difundió el cristianismo y se convirtió este templo en una iglesia para los cristianos -¡Sirvan a Dios Altísimo en ella!- Y leyeron generaciones hasta que con quistó al al-Andalus el Islam y entró Tariq ben Ziyad mawlá de Musa ben Nusayr y ordenó la construcción citada en la mitad de aquella iglesia. Así se hizo, permaneciendo la otra mitad de la iglesia en manos de los mozárabes ("nasará al-dimma"). Y así continuaron las cosas hasta gobernó al-Andalus el iman Abd al-Rahmán ben Muawiya al-Dajil, que compró la segunda mitad de la iglesia y amplió así la mezquita aljama excelsa, invirtiendo en su construcción cien mil dinares en peso.

Luego realizó ampliación y embellecimiento su hijo Hishám (I) y su descendiente al-Hakam. Después se realizarían numerosas ampliaciones. Y fueron nueve arcadas antiguas las que construyó su abuelo Abd al-Rahmán al-Dajil y su hijo Hishám y quienes les precedieron a ambos de los emires.

Abd al-Rahmán ben al-Hakam amplió una nave de la parte oriental y una nave de la occidental y decoró once arcos. Elevó sus techos con aparejos magníficos. Dispuso que la extensión de la nave fuera de 9 codos y medio. Y completó en siete las puertas de la mezquita aljama, siendo la anchura de cada puerta de cinco codos. Dispuso que la ampliación, desde el fin de las columnas hasta el final de la qibla, fuera de 49 codos y que el ancho de las pilastras en la mezquita fuera de cinco palmos.

Amplió, también, la parte norte de las galerías de las mujeres en 23 columnas en el año 234 (848-849).

Luego realizó otra ampliación el emir de los creyentes, al-Hakam al-Mustansir bi-lláh -¡Dios se apiade de él!-, en once naves (balat) y trasladó para ello el antiguo mirhab hacia el lugar que hoy ocupa, edificándolo con arte y solidez, decorándole magníficamente. Gastó en ello una gran fortuna. Fabricó para el mirhab un gran púlpito (mimbar) compuesto de ébano y sándalo rojo y amarillo, de maderas: al-Naba, Anab, al-Shawhat; y de madera palo brasil (al-Buqqam). Este alminbar lo construyó en la maqsura.

Luego hubo otras edificaciones, decoraciones en la mezquita sobre lo que habían edificado los califas en más de la mitad por el hayib al-Mansur ibn Abi Amir. Comenzó la obra a principios de la luna nueva de rayab del año 384 (11 de agosto 994), habiendo durado las obras 2 años y medio. Se emplearon en esta ampliación -¡Apiádese Dios!- los nobles de Galicia y al-Afrany y los temporeros de los cristianos, todos trabajaron en la obra encadenados con grilletes hasta que se acabó la construcción. Construyó también el aljibe que recogía las aguas de lluvia del patio de la mezquita descrita, terminándose todo con gran esmero. De este modo la mezquita adquirió de largo, con esta ampliación desde la qibla hasta el costado, 347 codos y de ancho 250 codos. Y la medida de la superficie de ella era de dos almudes y un cahíz, y otros dicen que la dimensión de la tierra del recinto es de 11 cahices y tres cahíces de tipo de Córdoba. El número de naves cubiertas era de 19, el de puertas pequeñas y grandes, de 35, de las cuales 21 eran grandes y el resto pequeñas. De estas puertas, siete están en el costado occidental y en el oriental nueve, diez en el lado septentrional y el resto en el lado sur, donde está la Bah al-Sabat por donde entran los califas a la mezquita. Las puertas de la mezquita están recubiertas de hojas de cobre chapeadas de oro.

El número de columnas que soportan el techo y las partes contiguas, el mírhab y alminar son, entre grandes y pequeñas, 1.409 columnas. De ellas en el interior de la Maqsura hay 119 columnas. En el exterior e interior del alminar (sawmua) hay 140 columnas. Soportan el techo de las naves y partes contiguas mil doscientas cincuenta y tres columnas.

El alminar mide en cada lado 80 palmos (de su cuadrado) y la altura hasta donde se sitúa el almuédano es de l6() codos. El antiguo alminar tiene 54 codos de alto y la anchura de cada cuadrado era de 18 codos. El número de escalones del lado derecho del alminar es de 107 y el del lado izquierdo 110 peldaños. El número de arañas (lámparas) pequeñas es de 235 y en cada arana (o lámpara) hay siete calíces (candilejas). El número de lámparas grandes es de 89, de las cuales hay cinco en el alminar; en la nave de la qibla hay cuatro que son las más grandes y lleva cada araña siete arrobas de aceite que se consumen cada noche. En la maqsura cámara hay tres arañas de plata pura y cada una de ellas lleva 18 libras de aceite.

Y se queman en la mezquita que describimos -¡Dios la devuelva al Islam!- de aceite cada año en las arañas (lámparas) citadas 1.030 arrobas y de ellas en el mes de ramadan particularmente arden 500 arrobas en total.

Se hizo en la mezquita un gran mimbar (púlpito) que tenía 1.036 piezas incrustadas; costó cada pieza siete dírham y cada una de ellas hecha con una clase de madera preciosa, como madera de olor y otras clases. Cada pieza sujeta con clavos de oro y plata. La cabeza de cada clavo era una estrella con piedras preciosas. Desde luego no se fabricó en el Islam un mimbar más bello que él. El número de escalones del mimbar es de 9. Tiene a su servicio cinco empleados. El costo de su obra fue de 30.750 dinares y 3 dirham.

El número de servidores, guardianes y almuédanos en la mezquita en tiempos de los califas y en los días del hayib al-Mansur ibn Abí Amir era de 300 hombres. En los días de la fitna dicha cifra quedó en 87 hombres.

No hay en al-Andalus ni en país del Islam mezquita más grande que ella.

Y se labró en la cúpula que está en medio de la mezquita una lámpara (turaya) enorme de un diámetro de 50 palmos con 1.084 copas (candilejas), revestida toda ella de oro. Y sustentaban las lámparas de la mezquita. entre grandes y pequeñas, las que están en las cúpulas (bóvedas) y las que están delante de las puertas, 1.058 candilejas y en cada una de ellas unos ganchos de plomo en cada punta, pesando los velones de plomo 14 arrobas.

Se colocaron en lo más alto del alminar tres granadas con un diámetro cada una de tres palmos y medio, siendo dos de ellas de oro y tres (sic) de plata delante de ellas dos. Sobre ellas una azucena hexagonal, terminando todo con una granada pequeña de oro en la punta del mástil o lanza, lo cual constituye una de las maravillas de la tierra.

De las (referidas) puertas de la mezquita, una de ellas es sólo para entrar las mujeres y ella de las puertas ....

Tiene esta mezquita citada una habitación del púlpito (mimbar) un ejemplar del (Corán) del emir de los creyentes Utman ben Affan -¡Dios se apiade de él!-, escrito de su puño y letra. El cual tiene adornos de oro, perlas y jacintos. Tiene una envoltura brocada y está colocado sobre un sillón de madera de olor con clavos de oro.

Había dispuesto para la mezquita cada viernes una libra de madera de áloe y una libra de ámbar para fumigar la mezquita.

Se construyeron hacia los costados oriental, occidental y septentrional, tres cisternas y en cada cisterna 20 habitaciones para uso de los feligreses. En el patio un aljibe y en medio de él un surtidor de agua de veneros. Y se acabó todo esto con solidez y perfección en el año 390 (13 de diciembre 999 al 1 de diciembre 1000).


Anuncios
Relacionados

Orígenes de la mezquita aljama de Córdoba

Artículos - 04/07/2003

El resurgir de Al-Ándalus (IV)

Artículos - 15/01/2001

La Conquista de Al- Andalus

Artículos - 02/02/2001



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/26328-historia_de_la_mezquita_aljama_de_cordoba.html