webislam

Miercoles 26 Abril 2017 | Al-Jamis 30 Rajab 1438
1246 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3573

Encuentros para la Libertad de Conciencia

El Islam en el marco constitucional y democrático

15/09/1997 - Autor: CDPI - Fuente: Verde Islam 7
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

federalia web
federalia web

Comenzó el acto con la Recitación del Corán, hecha por Sheij Hamid al Wali, imam de la Mezquita At Taqwa de Granada.

Tras la recitación, inició la presentación Antonio Jesús Serrano Castro, miembro del Instituto Olof Palme y del Colectivo de Juristas Independientes de Córdoba, quien hizo un elogio de la tolerancia, citando a Jaume Flaquer:
“Nadie puede abarcar toda la realidad de un solo vistazo ... El diálogo es el instrumento que utilizamos para comunicar nuestro punto de vista. Pero dialogar no es fácil ... es preciso que abandonemos por un instante nuestro punto de vista para ponernos en el lugar del otro. Nuestra democracia hunde sus raíces sobre el diálogo que exige igualdad de los participantes. Necesitamos de los demás. Ellos nos enriquecen porque su historia, sus experiencias les sitúan en una posición única.”

Y a Victoria Camps:
“Una sociedad plural descansa en el reconocimiento de las diferencias, de la diversidad de costumbres y formas de vida.”

A continuación, el Senador Constituyente Joaquín Martínez Bjorkman hizo referencia a la historia, y a la oportunidad de celebrar un encuentro de esas características, retomando el espíritu universal y pluralista de la Córdoba Medieval, referencia inexcusable a la hora de hablar de multiculturalidad. Habló también de su experiencia en el Senado Constituyente y del seguimiento que hizo en su día de la negociación del Acuerdo de Cooperación entre los musulmanes y el Estado. Pasó a continuación a presentar a los ponentes.


Europa y el Islam

Intervino en primer lugar el Rector de la Universidad Islámica Internacional Averroes, Ali Ketani, quien disertó ampliamente sobre los avatares del Islam en Europa durante el presente siglo, los movimientos demográficos y la evolución de las diferentes comunidades. Aportó datos inéditos e interesantes, fruto de una dilatada experiencia y de un análisis pormenorizado y exhaustivo.

Tras hacer una descripción de los cambios históricos producidos tras la caída del Califato Otomano, habló del crecimiento de la comunidad islámica europea como un fenómeno percibido ya por las sociedades de los países del continente. Las particularidades que, en cada caso, componen la identidad de estas comunidades, tienen que ver no sólo con el talante de los pueblos que las acogen, sino con las leyes, con el desarrollo de las libertades de las distintas constituciones.

Ketani citó el caso de Polonia, como único país europeo en el que no se llegó a abolir la libertad religiosa, por lo que la práctica del Islam, aunque minoritaria, no se vio condenada a desaparecer, al contrario de lo ocurrido en los restantes países europeos en los que había sido habitual.


Situación actual del Acuerdo

Cedió la palabra al Doctor Mansur Abdussalam Escudero, Presidente de la Comisión Islámica de España-Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas, el cual, tras agradecer a los presentes el esfuerzo y la colaboración que hacían posible el encuentro, habló de las dificultades actuales en el proceso negociador entre los musulmanes y el Estado. Denunció la actitud de bloqueo que mantiene la Administración con relación al desarrollo del Acuerdo de Cooperación, en los diversos ámbitos donde se trabaja en la actualidad, siendo el más evidente el de la Educación Islámica en los Centros Públicos de Enseñanza.

Mansur Abdussalam habló de los últimos acontecimientos en la negociación, de la dificultad para inscribir a las nuevas comunidades en el Registro de Entidades Religiosas, del Proyecto de Ley que prepara el Ministerio, que significará un claro retroceso en lo ya conseguido, y en la postura de intransigencia de la Dirección de Asuntos Religiosos y del Ministerio de Justicia, quien se niega a aceptar la voluntad, expresada democráticamente, de la mayoría de los musulmanes españoles, de desbloquear el proceso y hacer operativas sus propias instituciones.

Todo ello ha obligado a la Comisión Islámica de España a interponer un recurso ante la Ministra de Justicia, que no ha sido respondido. Ahora, habrán de ser los tribunales los que decidan la cuestión, inshaAllah.

Sobre los objetivos del encuentro, expresó la intención de que éste sirviese, entre otras cosas, para generar un foro de debate permanente sobre libertad de conciencia, libertad de pensamiento y libertad religiosa, aportando algunas diferencias conceptuales entre estos derechos diferentes, y sus áreas de conexión.

Dicho seminario permanente debería ser de carácter multiconfesional y abierto, de manera que pudiesen debatirse las cuestiones básicas desde ópticas distintas y llegar a conclusiones que implicaran a un conjunto con amplia base social.


Libertad religiosa y Constitución

Enrique Guillén, Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Granada, habló de la Libertad Religiosa en el marco de la Constitución Española. Tras señalar algunas de las características del desarrollo de la Libertad Religiosa en España, se refirió a los problemas jurídicos que la Ley de Libertad Religiosa plantea a la hora de desarrollar los diferentes Acuerdos de Cooperación entre las Comunidades reconocidas “de notorio arraigo” —entre las que se encuentra la islámica— y el Estado. Problemas que tienen que ver con la igualdad/discriminación, y con la referencia paradójica que ha de hacerse inevitablemente a la Confesión Católica.

Experto en Derecho Constitucional y en el tema de los Acuerdos de Cooperación, Guillén analizó las carencias que tiene actualmente la legislación en materia de libertad religiosa y las contradicciones con el texto constitucional. Citando jurisprudencia del Tribunal Constitucional, advirtió de las ambigüedades y de las posibles interpretaciones contradictorias, señalando algunas de las causas radicales de la dificultad para desarrollar los Acuerdos de Cooperación. De su intervención se deduce que es necesario desarrollar las leyes, y adecuarlas a las situaciones concretas de las comunidades a las que afecta, teniendo en cuenta sus peculiaridades, para no caer en una discriminación que atentaría contra el espíritu igualitario de la Constitución.


Referencias Islámicas

Kamal Mustafa, Presidente de la Comunidad Islámica Suhail, habló de las prácticas religiosas de las minorías musulmanas, sus principios y marco de aplicación. Tras hacer una exposición de los principios contenidos en la Sharíah Islámica, referentes a las actitudes de los musulmanes frente a las demás creencias, pasó a detallar algunos aspectos, como las prescripciones sobre los matrimonios interconfesionales, las herencias, el uso de los lugares de culto, etc.

Habló también de la no contradicción entre Islam y Democracia, de la institución del principio democrático de la Shura —consulta— contenido en la Ley Islámica y del talante consultivo que tienen las comunidades musulmanas en general, a pesar de muchos casos equívocos que inducen a una lectura errónea del espíritu islámico. El respeto al orden público es una condición inexcusable para el musulmán que vive en un estado no islámico.

En los países democráticos occidentales, en los que existe de una manera u otra la libertad religiosa, los musulmanes no encuentran demasiados impedimentos legales para la práctica de sus obligaciones religiosas, por lo que es obligatorio, según las citas aportadas por Kamal Mustafa, respetar la legalidad vigente en materia de orden público. Con relación a la creación de partidos políticos “islámicos”, dijo que implica una contradicción radical, porque puede inducir a errores profundos, sobre todo a que se identifique el Islam con una determinada interpretación que un grupo hace de éste.


Islam y Sociedad

Omar Abu Bilal Ribas, delegado de la FEERI/CIE en Catalunya, desarrolló su intervención en torno a las Comunidades Islámicas y la sociedad española. Tras hacer una introducción a la historia de las democracias occidentales, Omar Ribas se centró en los puntos de encuentro y de diferencias entre el sistema liberal democrático y la sociedad islámica, recalcando lo expuesto por Kamal Mustafa en el sentido de la obligación que tienen los musulmanes de respetar las leyes del país en el que viven, si existe un marco aceptable de libertad de pensamiento y de libertad religiosa. Pasó luego a referir algunos casos concretos de colaboración entre las organizaciones islámicas y algunas ONGS en Catalunya, concretamente habló de los grupos antirracistas y los grupos englobados bajo el término genérico de Solidaridad, los cuales, desde un enfoque “progresista” desarrollan su actividad entre las comunidades marginales de emigrantes. Planteó la cuestión de por qué se habla de antisemitismo cuando se considera el problema de los judíos y no se habla de antiafricanismo cuando se trata de las comunidades negras de África. También de la confusión que suele producirse entre la aplicación del derecho a la igualdad y la tendencia hacia una homogeneización que no tiene en cuenta las diferencias entre los diferentes colectivos y pueblos, y que se denomina eufemísticamente “integración”.

En el caso de los movimientos de Solidaridad, Omar analizó algunas de las actitudes de sus miembros, que van desde el paternalismo más sentimental hasta el puro y llano mesianismo.

Terminó su intervención hablando de los objetivos de la Comisión Islámica de España, en el sentido de desarrollar los Acuerdos de Cooperación en sus diversos ámbitos y la necesidad de impulsar y poner a punto la enseñanza del Islam en los Centros Públicos. Hizo un llamamiento a todos los musulmanes que viven en España para que apoyen el movimiento organizativo islámico en nuestro país, y con la fuerza de una amplia mayoría, poder reivindicar eficazmente temas tan vitales como son el Derecho Islámico de Familia, el reconocimiento de la legislación islámica en materia de herencias y enterramientos, etc. Asimismo se refirió a la necesidad de que la Comisión Islámica de España intensifique su trabajo de información y asesoramiento legal a las comunidades, al mismo tiempo que debe seguir adelante en su batalla legal para conseguir el cumplimiento del Acuerdo.


Incumplimientos

Cerró la sesión matinal Zakaria Maza al Kurtubi, Presidente de la Comunidad Musulmana Española “Mezquita Taqwa” de Granada, con el tema “Limitaciones a la libertad religiosa de los musulmanes en España”.

Inició su intervención mencionando el fenómeno de la conversión religiosa, y más concretamente al Islam en España y pasó a describir algunas de las dificultades que encuentran los musulmanes para poder llevar a cabo la práctica de su religión. Refirióse al problema de la enseñanza del Islam en la Escuela Pública, señalando el hecho de que las Consejerías de Educación de las diferentes Comunidades Autónomas no están haciendo efectivo el cumplimiento del Convenio, considerando que las trabas de tipo burocrático suponen una limitación efectiva del derecho.
Denunció el estado lamentable en que se encuentran los escasos cementerios islámicos que existen en España y la falta de voluntad política que se observa a menudo en los gobernantes para solucionar este problema. Un apartado que habría que desarrollar con urgencia sería, según Zakaría, el de la denominación Halal, que permitiría a los musulmanes un acceso fácil a productos de alimentación permitidos.

Dijo también que, en algunas Comisarías de Policía, se han producido varios casos de rechazo a que las musulmanas aparezcan en las fotografías del DNI y Pasaporte con el Hiyab, coartándose así el derecho a la propia imagen que se reconoce en cualquier legislación democrática.

Otro asunto en el que puede advertirse discriminación es en el tema de las protestas que en algún caso se han levantado por el hecho de hacer la llamada pública a la oración. Algunas gentes han protestado porque se ha dado el Adhán desde la mezquita, cuando en el caso del toque de campanas de las iglesias, nadie ha puesto en entredicho ese derecho de llamada pública.

Zakaría recalcó el carácter anacrónico de algunas celebraciones y mencionó la llamada Fiesta de la Toma en Granada, que cada año conmemora la derrota de los musulmanes de una forma que puede resultar lesiva y humillante para ellos. La contradicción entre la continuidad de celebraciones de este tipo con la implantación de un modelo aconfesional —o multiconfesional— es evidente. Como lo es también el hecho de que en muchas instituciones públicas, administrativas y de enseñanza, persistan los símbolos propios del catolicismo, residuo de un régimen y de un tiempo que se consideran ya más que superados.

Otra contradicción visible se sitúa entre la voluntad política expresada en proyectos culturales como el Legado Andalusí, y las trabas administrativas y de todo tipo que se producen cuando alguna comunidad musulmana quiere construir o abrir una mezquita. Aquí si puede advertirse que el talante no es precisamente el de favorecer la libertad religiosa, en este caso, de culto, cuando los que quieren ejercerla son los musulmanes.

También se quejó Zakaría de la falta de facilidades para que los trabajadores y estudiantes musulmanes puedan hacer efectivo el derecho a celebrar sus fiestas religiosas: dificultad para aplicar los contenidos del Acuerdo en lo que se refiere al derecho de acabar antes la jornada del Viernes para asistir al Yuma o de ajustar el horario durante el mes de Ramadán, para poder así facilitar el cumplimiento del ayuno obligatorio.

Terminó diciendo que existen todavía quienes siguen considerando a los musulmanes desde un sentimiento de superioridad cultural y racial, sin tener en cuenta para nada la historia, y empeñándose en seguir usando términos despectivos como el de “moro”, que sigue siendo habitual en determinados ambientes, dándose el caso de que en algún establecimiento público —cafetería o tetería— regentado por musulmanes, se han producido algunas veces protestas por hechos tan fácilmente comprensibles como la negativa de los musulmanes a servir bebidas alcohólicas en dichos establecimientos.

Cerró su intervención haciendo una llamada a la tolerancia y al reconocimiento de las diferencias en el seno de una sociedad que, en otro tiempo, fue modelo de sociedad multicultural y ejemplo para muchos otros colectivos que siguen viendo en Al Andalus el paradigma de la sociedad del respeto y la convivencia.


Situación en Melilla

Abrió la sesión de la tarde Abdeljabir Molina, Secretario General de Coalición por Melilla, con el tema “Limitaciones a la libertad religiosa de los musulmanes en Melilla”. Habló del carácter colonial de la sociedad melillense, a la que no pueden aplicarse los esquemas que se usan en otros lugares del Estado Español. La discriminación de los musulmanes —40% de la población— es un hecho tan evidente, como que no han tenido legalidad documental hasta hace apenas diez años.

Abdeljabir enumeró algunas situaciones inexplicables que sorprendieron al auditorio por su anacronismo. El hecho de que muchos niños musulmanes tengan que cantar himnos y canciones religiosas en los Colegios Públicos, es justificado por la Administración Autónoma, argumentando su carácter folklórico “no religioso”, por ejemplo, a la vez que se incumplen los contenidos del Acuerdo de Cooperación en lo referente a las fiestas islámicas y a los horarios de trabajo y escolares.
La mezquita Central de Melilla, que fue donada a los musulmanes en tiempos del Protectorado, se usa como dependencia de la Administración —del MEC, concretamente— sin que el colectivo musulmán perciba nada a cambio y sin poder hacer uso de ella. Dio datos sobre la sangrante discriminación en el tratamiento dado a los musulmanes en la prensa melillense así como en materia de vivienda y servicios sociales, denunciando el trato desigual para los diferentes colectivos de la ciudad.

Abdeljabir Molina denunció en su intervención la política obstruccionista de la Dirección de Asuntos Religiosos, quien mantiene en la actualidad una postura contraria al desarrollo del Acuerdo de Cooperación, sirviéndose de la división creada en la comunidad musulmana por Riyad Tatari, quien siendo asesor del Ministerio en Asuntos Religiosos, ostentaba hasta hace poco tiempo el cargo de Secretario General de la CIE, como representante de una de las dos federaciones islámicas que existen en España, la UCIDE, integradas en la Comisión Islámica de España.

Terminó abogando por la unidad y por la lucha en defensa de los derechos constitucionales de los musulmanes.


Fanatismo e Islam

Siguió el encuentro con la intervención de Hashim Ibrahim Cabrera, director de Verde Islam, quien dedicó unas palabras de recuerdo al hermano Abdennur Coca, recientemente fallecido, musulmán profundamente comprometido en la lucha por el desarrollo de la libertad religiosa en España, y que precisamente en sus últimos trabajos publicados en la revista, analizaba cada una de las causas que se constituyen en obstáculo para el ejercicio de ese derecho fundamental que ha de existir en toda sociedad democrática. En su ponencia, Hashim abordó el tema “Fanatismo e Islam”, comenzando por un resumen del estado general de la cultura occidental y de la relación entre poder, cultura y medios de comunicación, preguntándose por qué interesa hoy analizar la relación entre fanatismo y religión, frente a otras opciones como por ejemplo sería la de analizar los vínculos entre fanatismo e ideología o fanatismo y medios de comunicación.

El pensamiento débil, producto de la cultura posmoderna, encubre otras intenciones que revisten caracteres totalitarios, pudiéndose hablar de “pensamiento único”, negador del derecho a la diferencia y poco respetuoso con la disidencia o con la diversidad cultural.

En relación con el fanatismo religioso, Hashim Ibrahim apuntó algunas de las causas que lo favorecen. Los diferentes ámbitos de la experiencia religiosa pueden entrar en conflicto. La dimensión interna, de crecimiento espiritual, ha de estar armonizada con la vivencia social y externa de la religión.

El mundo del Espíritu y el de la Ley no debieran en principio resultar antagónicos, pero existen circunstancias en las que el predominio de la doctrina y su instrumentalización por parte de los poderes favorecen un talante dogmático y negador de la disidencia que es el caldo de cultivo de toda clase de fanatismos.
Leyó algunas citas del Corán y citó hadices en los que se condena claramente la actitud fanática, exagerada y extremista. Con respecto al comportamiento de los musulmanes con relación a las demás confesiones religiosas, leyó un conocido edicto del Profeta Muhammad, la Paz sea con él, que no deja lugar a dudas sobre el talante que propone el Islam en el ámbito de las relaciones interconfesionales.

Terminó su intervención abogando por la superación de aquellos estereotipos que se usan con frecuencia en las referencias al Islam y a los musulmanes, y que en la mayoría de los casos no sirven sino a los intereses de distintos poderes que poco o nada tienen que ver con la vida religiosa, con la creencia o con el crecimiento moral y espiritual.


Sobre la tolerancia

Cerró el encuentro, Mehdi Flores, Secretario General de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas, con el tema: “El hombre con corazón en forma de parque de gacelas: una aproximación a la tolerancia islámica en Ibn ‘Arabi”.

Habló del término tolerancia refiriéndose al desprestigio que ha llegado a acumular en su significado, por el uso y abuso que se ha hecho de él. Tras citar un controvertido pasaje del gnóstico murciano Ibn ‘Arabi pasó a hacer una exhaustiva historia del concepto de tolerancia, desde sus orígenes latinos, hasta los siglos XVI y XVII en los que adquiere sus tintes más conocidos, fruto de las luchas dialécticas en la Europa de la Reforma. Adquiere así el término la connotación “religiosa” que le es aún hoy tan familiar.

A partir de la Ilustración se esgrimen diferentes argumentos a favor de la tolerancia que pueden dividirse, según Mehdi, en varios apartados: ético, latitudinario, sectario-calvinista, político y relativista, según fuesen las razones o la procedencia ideológica y confesional de sus defensores. Incluso manejando el marco conceptual occidental, la dimensión del concepto de tolerancia a poco que profundicemos en la tradición islámica, experimenta un cambio cualitativo, ya que no se fundamenta en la conveniencia ni en la ética sino en razones de carácter ontológico y teológico.

En este sentido, el discurso de Ibn ‘Arabi rompe los esquemas tradicionales que encierran la experiencia religiosa dentro de moldes rígidos e inamovibles. La controversia que suelen provocar los textos de Ibn ‘Arabi, incluso en el seno de la sociedad islámica, es fruto a veces de la incapacidad para penetrar en sus sutilezas.
La distinción entre el Dios Incognoscible y el Señor personal a quien se dirigen las súplicas del siervo, se explica por el hecho de que Dios sólo puede ser adorado y amado a través de Sus Manifestaciones, es decir, de Sus Nombres, de Sus Atributos o Cualidades, por medio de “los signos contenidos en la Creación”. Allah, Subhana wa Ta’ala es Único e Insondable, pero Su Rahma, Su Infinita Compasión hace posible la experiencia en el corazón del siervo creyente, “haciéndolo capaz de Dios”.

Por ésta razón, Ibn ‘Arabi dice que Dios propone a Ibrahim —Abraham— como modelo de siervo, y cita el pasaje coránico del encuentro con los visitantes angélicos, exponiendo con ello la relación que debe existir entre el Señor y la criatura, una relación que es personal e individual, y que la criatura humana experimenta por medio del conocimiento del Nombre Divino que se le manifiesta concretamente.

Anular esa experiencia individual, continuó Mehdi, significa renunciar a la dimensión teofánica, al Ángel. Una vez que se ha perdido el vínculo concreto con su Señor, los seres se entregan a una Omnipotencia indiferenciada, “equidistantes y confundidos en la colectividad religiosa o social”.

Puede entonces el humano llegar a confundir a su Señor con el Ser Divino en Sí Mismo y tratar de imponérselo a todos, produciéndose una suerte de “imperialismo espiritual”, con el que no se intenta que cada uno se una a su propio Señor, sino imponer a todos el mismo Señor. Terminó su intervención señalando el compromiso ineludible que tiene el musulmán, por el hecho de serlo, con la tolerancia y el reconocimiento, pues donde hay Amor, está Dios y donde tinieblas no hay sino Kufr, velo y error.

Una vez acabada la ronda de intervenciones se produjo un debate entre los ponentes y el público, a propuesta del moderador, el Senador Martinez Bjorkman, que se inició a través de preguntas hechas por los asistentes. Los temas que resultaron más candentes, a la vista de las preguntas, fueron aquellos relacionados con el desarrollo del Acuerdo, sobre todo en el ámbito de la enseñanza islámica en la escuela Pública, y sobre la situación del derecho a la libertad religiosa en Melilla, ya que la ponencia de Abdeljabir Molina resultó reveladora de una situación que suelen desconocer la mayoría de los ciudadanos, puesto que no tiene eco en los medios de comunicación habituales.

Se volvió a manifestar la intención de constituir un seminario permanente para tratar el tema de la libertad religiosa y se dio por terminado el encuentro.


 

Anuncios
Relacionados

Arde Bagdad, arde la conciencia, arde el compromiso

Artículos - 16/04/2006

Libertad de conciencia y apostasía en el islam

Artículos - 12/06/2007

Conciencia episcopal

Artículos - 11/08/2007



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/18048-encuentros_para_la_libertad_de_conciencia.html