webislam

Jueves 30 Octubre 2014 | Al-Jamis 06 Muharram 1436
2142 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3748

Medicina integral versus medicina dominante

15/06/1995 - Autor: Sheij Mansur Abdussalam Escudero - Fuente: Verde Islam 1
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

hospital web
hospital

En cierta medida el término Medicina Integral invita a pensar que hay otro tipo de Medicina que no lo es. Desafortunadamente para la salud de población en general, creo que esa es la situación en la que ha desembocado la moderna práctica de la Medicina. En esta breve aproximación al tema, intentaré señalar las que, a mi juicio, son las principales diferencias que existen entre la Medicina Integral y la Medicina Oficial o Dominante, significando con éste término la que se enseña en las Facultades de Medicina y ha llegado a dominar el funcionamiento de las Instituciones que se ocupan de la Salud Pública.

En primer lugar es preciso señalar que cualquier forma de ejercer la Medicina se apoya en unos conceptos básicos, en realidad una filosofía o ideología, de lo que entendemos por salud, enfermedad y el papel que en ellas juegan tanto el médico como el paciente.

En términos simples una persona está sana cuando no presenta síntomas subjetivos o signos evidenciables que lo apartan de la condición considerada como normal. Sin embargo esta definición choca con un concepto altamente polémico, el concepto de normalidad. ¿Cúando podemos considerar que una persona es o está normal? ¿Quién define el concepto de normalidad? ¿Se refiere la normalidad a la condición de salud estadísticamente más extendida de la población? La respuesta a estas cuestionas configuran diferentes maneras de entender la filosofía y la práctica de la Medicina.

Generalmente percibimos que estamos enfermos cuando tenemos alguna molestia física, emocional o psíquica, o cuando sentimos una incapacidad funcional para llevar a cabo las tareas habituales. Cuando esto ocurre, bien podemos pensar que es una condición pasajera y esperamos volver a la "normalidad" por nuestros propios recursos o, confiando en los conocimientos de un "experto en volver a la normalidad" al que llamamos médico, acudimos a él y esperamos que nos "de" o nos "haga" algo que nos cure.

Intentemos comprender todos los elementos que se encierran en este proceso que hemos descrito anteriormente. Sentimos que estamos enfermos cuando tenemos algún tipo de molestia, dolor o incapacidad, física, emocional o psíquica. Es la típica consulta porque nos duele la cabeza o el estómago, o porque nos sentimos deprimidos, no podemos dormir, se han inflamado las rodillas y nos cuesta caminar, etc. Ante esta situación el médico escucha al paciente, lo examina, y por lo general le da un medicamento que intenta suprimir las molestias que lo han llevado a la consulta. Hay otras veces, sin embargo, que sintiendo estas u otras molestias el médico dice que no tenemos nada o bien lo achaca a un problema "de nervios", en cuyo caso nos mandará algún ansiolítico o antidepresivo y, si insitimos en nuestra dolencia, nos remitirá al psiquiatra. También puede ocurrir el caso contrario: un análisis de sangre, una radiografia, un chequeo rutinario pueden revelar serias alteraciones respecto a la condición considerada como normal, mientras que nosotros no sentimos ninguna molestia y nos consideramos perfectamente sanos.

Estos ejemplos nos llevan a preguntarnos: ¿Es el dolor de cabeza o de estómago o los resultados "anormales" de un análisis o una radiografía la enfermedad? ¿Cúal es el papel del médico ante estas situaciones? ¿Qué es lo que deberíamos hacer para reconocer y tratar nuestras enfermedades? La respuesta a estas preguntas es lo que determina el que una forma de entender y practicar la Medicina sea llamada Integral o Natural o cualquier otro calificativo.

Veamos a continuación los principales rasgos que distinguen la Medicina Integral de la Medicina Dominante: 

1. La Medicina Dominante tiende siempre a encontrar una evidencia física o química que cuadre en términos estadísticos con un determinado diagnóstico. La variedad y complejidad de los procesos y funciones que realizan los diferentes órganos en nuestro cuerpo ha llevado a una especialización creciente en el estudio y conocimiento de los mismos, por eso en la Medicina Dominante hay multitud de especialistas. El problema es la correlación entre los datos que se pueden obtener del estudio a un nivel, por ejemplo molecular, con los obtenidos a otro como el psicológico o el de las relaciones afectivas. La Medicina Integral considera a la persona o individuo enfermo de una forma global y tiene en cuenta tanto su dimensión físico-química como la emocional, mental, social y espiritual. No es que deseche los resultados que pueda arrojar un determinado análisis sino que establece otras prioridades. Lo primero es la consideración de la persona completa que se tiene delante. Si esta persona siente que está enferma es que está enferma, al margen de los signos que puedan ser evidenciables. Por otra parte, si el paciente se queja, por ejemplo de dolor en el higado y, aunque las pruebas de función hepáticas estén alteradas, ello no indica que tenga que ser tratado por un especialista de hígado o que éste sea el órgano que deba ser tratado. Cada órgano y cada función de nuestro cuerpo sólo pueden ser comprendidos y tratados en el contexto global que representa la persona y el medio en el que se desarrolla.

2. En la Medicina Dominante los síntomas que presenta el paciente son considerados como la enfermedad o el enemigo que hay que combatir o anular. Si hay dolores se prescriben analgésicos, si inflamación antinflamatorios, si hay ansiedad tranquilizantes, si tristeza o desinterés por la vida antidepresivos y así sucesivamente. Sin embargo, no tiene generalmente en cuenta las causas que dan lugar a esos síntomas. Es una medicina de parches, de recambio de piezas. La Medicina Integral contempla los signos y síntomas que refiere el paciente -y otros que quizás no refiera pero que pueden ser más importantes- como la expresión, los signos de alarma que tiene nuestro organismo para indicar y al mismo tiempo corregir alteraciones del equilibrio normal de mismo. Por tanto no siempre es conveniente suprimir los síntomas, ello equivaldría a suprimir un timbre de alarma que indicara la presencia de fuego. Con ello nunca conseguiríamos apagarlo. Síntomas como los vómitos, diarreas, erupciones en la piel, fiebre, inflamación, supuración, etc. son expresión de la asombrosa perfección que Dios a puesto en el funcionamiento de nuestro cuerpo. A través de ellos el organismo reajusta un equilibrio que ha sido alterado y del que es expresión la enfermedad.

3. La terapia de la Medicina Dominante se basa fundamentalmente en los medicamentos químicos y la cirugía. En consonacia con la filosofía a la que me refería antes de "combatir" y "eliminar" los síntomas, se utilizan sustancias químicas cada vez mas potentes para suprimir esos síntomas pero que no impiden el desarrollo subyacente de la enfermedad. En unos casos, ésta vuelve a aparecer más adelante, quizás con otras manifestaciones. En otros, los propios medicamentos dan lugar a síntomas y desarreglos mucho más serios que los que se pretendian combatir. La Medicina Integral utiliza medios terapeúticos que favorecen los procesos naturales que posee nuestro propio cuerpo. Terapias tales como la Acupuntura, la Homeopatía, la Dietética, la Terapia de la Respiración, la Fisioterapia van dirigidas en este sentido.

4. La Medicina Dominante trata la enfermedad cuando ésta se manifiesta. La Medicina Integral, por su parte, considera como parte fundamental de la terapia la toma de conciencia del paciente respecto a lo que le ocurre, lo que incluye conocer las causas y la forma de modificarlas. En este sentido posee una vertiente eminentemente preventiva y educativa. No sólo es importante que el paciente se cure sino, también, que reconozca lo que le ha llevado a la enfermedad y lo que debe hacer para evitar que aparezca en el futuro. Los hábitos de vida como el tipo de alimentación, el consumo de alcohol o tabaco, el ejercicio físico, la calidad de las relaciones afectivas, las motivaciones y finalidad que uno da a su vida, el tipo y calidad del entorno ambiental, etc., son los condicionantes más importantes en el origen y desarrollo de las enfermedades y que, por tanto hay que conocer y, en muchos casos, modificar. Por otra parte, en la Medicina Integral, plantea el objetivo de eliminar la enfermedad al nivel más elevado: la adquisición de una salud óptima.

5. La Medicina Dominante basa su actuación en el supuesto poder de las drogas o procedimientos tecnológicos que utiliza. En la Medicina Integral se destaca sobre todo el elemento terapeútico que representa una cálida y profunda relación médico-paciente. La fuente más profunda de energía interna es la confianza y esto es muy difícil de conseguir cuando el paciente es un número y unos datos y cuando ni siquiera el médico conoce el nombre del paciente. El cuerpo humano no es una máquina que se pueda ajustar cambiando o quitando piezas. Es mucho más que eso. Posee la consciencia, los sentimientos, la mente, el alma, y eso introduce variables que van más allá de lo que pueda ser objetivado o cuantificado.

Desde la concepción del hombre intrascendente, cruzamos hoy el umbral que empieza a reconocer, como antaño lo hicieran las grandes tradiciones culturales, la realidad humana en sus vastas y genuinas dimensiones.

Mansur Escudero es médico-psiquiatra.

Anuncios


1 Comentarios

Oscar Morales dijo el 25/06/2012 a las 03:25h:

bueno gracias por la información, pero tengo dudas yo soy estudiante de primer semestre de medicina integral intercultural. sera que como medico integral podria en casos especiales poder hacer uso de la medicina oficial es decir de la farmacologia y hacer uso de esta en toda la extencion de la palabra ya que me an enseñado que lo que voy a estudiar voy aprender de nabas es esto cierto. y que tan lucrativo seria esta carrera para mi y mas en un pais como colombia. por favor su respuesta si es posible quisiera saber la respuesta de Mansur Escudero es médico-psiquiatra........... o si la sabe alguien mas bien pueda....... gracias..


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

Se publica el libro Eco-yihad

30/10/2014 | Redacción

La construcción mediática de los “yihadistas”

30/10/2014 | Saïd Bouamama

Mitos y realidades sobre las mujeres musulmanas

30/10/2014 | Ruby Hamad

Mapa de la pobreza infantil según UNICEF: España, entre los estados de la OCDE con más aumento

30/10/2014 | Kaos. Derechos Humanos

Los beneficios de educar a los hijos correctamente

30/10/2014 | Redacción

La Fe En El Dictamen Divino : Dr.Armando Bukele Kattán

30/10/2014 | Dr.Armando Bukele Kattan

Aspectos de la vida matrimonial

29/10/2014 | Muhammad Isa Garcia
play

La Mevlana Rumi

01/05/2012 | Reivaj Nirom

El gran tesoro de la hikma

29/10/2014 | Abu Bakr Gallego

Al-Aziz

27/04/2012 | SiervodeAllah

Inmigranteado

29/10/2014 | Kamal Al-Nawawi

Siria, ambivalencia turca

29/10/2014 | Immanuel Wallerstein

Sobre el sufismo en el sunismo y el shiismo

29/10/2014 | Prof. Yahia Said Al Andalusí
Colabora


Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/17946-medicina_integral_versus_medicina_dominante.html