webislam

Sabado 25 Octubre 2014 | As-Sabat 01 Muharram 1436
2111 usuarios en linea | Español English عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=3789

El ayuno de Ramadán

Recopilación de textos

15/02/1995 - Autor: CDPI - Fuente: Verde Islam 0
  • 3me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El mes de Ramadán empieza y termina con la observación de la nueva luna.
El mes de Ramadán empieza y termina con la observación de la nueva luna

"Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno, al igual que se prescribió a los que os precedieron. Quizás, así, temáis a Dios.”

(Qur"an, 2-183)

Se acerca a vosotros un gran mes, un mes bendito, un mes que contiene una noche que es mejor que mil meses. Allah ha establecido la observancia del ayuno durante él como una práctica obligatoria y pasar sus noches en oración como una práctica voluntaria. Si alguien se aproxima a Allah durante él con alguna buena acción será como aquel que cumple con una obligación durante otro mes, y quien cumple con una obligación durante él será como aquel que cumple otras setenta obligaciones en cualquier otro mes. es el mes de la resistencia y la recompensa de la resistencia es el paraíso. Es el mes para compartir con los demás y un mes en el que aumenta la provisión del creyente. Si alguien da a quien ha estado ayunando algo con lo que romper su ayuno conseguirá el perdón de sus acciones equivocadas, y se salvará del fuego y tendrá una recompensa similar a la del que ayuna sin que la recompensa de éste disminuya en lo más mínimo... Allah da esta recompensa a cualquiera que dé a quien ha estado ayunando leche mezclada con agua o un dátil o un sorbo de agua con el que romper su ayuno y a quien da una comida completa al que ha ayunado, Allah le dará una bebida y no tendrá sed hasta que entre en el paraíso. Es un mes cuyo comienzo es Misericordia, cuya mitad es Perdón y cuyo fin es liberación del Fuego.Si alguien facilita las cosas a su esclavo durante él, Allah le perdonará y le liberará del Fuego”

(Extracto de una jutba pronunciado por el Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, el último día de Shaban. Relatado por Salman al-Farsi)

Algunos dichos sobre el ayuno

Abu Huraira relató que el Mensajero de Allah dijo:

"Ha llegado Ramadán, un mes bendito, durante el cual Allah os ha prescrito el ayuno. Durante él las puertas del Jardín están abiertas, las puertas del Fuego cerradas y el rebelde satanás encadenado. Durante él Allah tiene una noche que es mejor que mil meses. Quien se ve privado de su bondad sufre una gran pérdida." ;Toda buena acción se recompensará aumentada de diez a setecientas veces, excepto el ayuno que se observa por Mí, el cual recompensaré Yo".

Hadith Qudsi, Sahih al-Bukhari

"Por Aquel que tiene mi vida en Su mano, el aliento del hombre que ayuna es más fragante ante Dios y más placentero que el almizcle perfumado". Sahih Muslim "El Paraíso tiene una entrada que se llama al-Rayyan, que no atravesará más que quien haya observado el ayuno".

Sahih al-Bukhari.

"Dos alegrías aguardan al que observa el ayuno, la alegría de romper el ayuno y la del encuentro con su Señor".

Sahih al-Bukhari, Sahih Muslim
 

Extractos del libro de los misterios del ayuno del Iman Al-Ghazali

"Alabado sea Allah que ha favorecido con largueza a Sus servidores, Quien ha frustrado las esperanzas y los planes de Shaetan haciendo del ayuno un baluarte y un escudo de Sus amigos".

El Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

"La recompensa del que ayuna será más generosa de lo que se pueda imaginar o calcular".

Y así ha de ser porque el ayuno pertenece a Allah y en virtud de esta relación se ha ennoblecido. El ayuno pertenece a Allah en dos aspectos. Primero porque es una forma de desistir y renunciar, y su verdadera naturaleza está oculta a la vista humana, mientras que todos los demás actos de adoración son evidentes y están y expuestos a ella. Y en segundo lugar porque es un medio de vencer al enemigo de Allah, Shaetan, que opera a través de los apetitos y los deseos. Tales apetitos y deseos aumentan comiendo y bebiendo. Por esta razón el Profeta dijo:

"Satanás influye al hijo de Adán saturando su sangre. Vamos a ponérselo difícil a través del hambre".

Por la misma razón dijo a A"isha: "Sigue llamando a la puerta del Paraíso". Cuando ella le preguntó cómo debía llamar, él contestó, "Con hambre".

Una vez establecida la excelencia del ayuno, lo que sigue es una descripción básica de las condiciones externas e internas del ayuno.

Condiciones externas del ayuno

- La primera obligación externa es vigilar el comienzo del mes de Ramadán y anunciarlo al observar la luna nueva (al-hilal). Si las nubes imposibilitan la observación de la luna nueva, el mes de Shaban se prolongará treinta días. Por observación entendemos la visión efectiva de la luna nueva. Si alguien oye a un testigo fiable decir que ha visto la luna nueva y le cree, tiene que ayunar.

- La segunda obligación externa es la intención (niyyah). Cada noche, antes del alba del día siguiente, uno debe mantener la intención de ayunar de una forma específica y deliberada. Si tiene la intención de ayunar el mes de Ramadán pero no renueva su intención cada noche, su ayuno no será válido.

Condiciones internas del ayuno

Hay ayuno de tres grados:

El ayuno de la gente corriente (sawm al-umum) El ayuno de la minoría selecta (sawm al-khusus) El ayuno de la elite de los selectos (sawm kusus al-khusus).

- El ayuno de la gente corriente implica refrenarse de satisfacer los apetitos del estómago y los apetitos del sexo y está descrito en la sección de las condiciones externas.

- El ayuno de los selectos es mantener los oídos, los ojos, la lengua, las manos y otros sentidos libres de malas acciones. Consiste en mantener la lengua libre de desvaríos, mentiras, murmuraciones, chismorreos, obscenidades, injurias, riñas e hipocresía. Cerrar los oídos a todo lo censurable porque todo cuanto es ilícito pronunciar también es ilícito escuchar. Contener los miembros de malas acciones así como evitar comida dudosa para romper el ayuno. No comer en exceso a la ruptura del ayuno. Quedarse en un estado de incertidumbre entre el temor y la esperanza, después de romper el ayuno, acerca de si habrá sido acetdo por Allah.

- El ayuno de la elite de los selectos es el ayuno del corazón de malos pensamientos y preocupaciones mundanas y un completo desinterés por lo que no sea Allah y el Ultimo Día, así como de preocupación sobre este mundo, excepto en lo que promueve el Din, que pertenece al más allá.

Cada acto de adoración posee una forma externa y un secreto interno, una corteza externa y una médula interna. Las cortezas son de diferentes grados y cada grado tiene diferentes capas. Es cosa tuya elegir quedarte contento con la cáscara o unirte a los prudentes y sabios.

Practicas conectadas con el ayuno

- Retrasar el momento del suhur (hasta que el alba esté cerca).

- Apresurarse a romper el ayuno comiendo dátiles o bebiendo agua antes de hacer la oración.

- Dar generosamente durante todo el mes.

- Hacer un estudio especial del Qur"an.

- Retirarse (itikaf) en la mezquita, especialmente los últimos diez días de Ramadán, durante los cuales desciende la Noche de Poder (Laylat ul-Qadr).

"El ayuno es una apertura hacia la Realidad, es la disolución de lo sólido, la dispersión del cuerpo-nebulosa y la aparición del espíritu-sol. Tu disminuyes, El se engrandece. Es un proceso en el que uno se reduce, de manera literal, celular y experimentalmente, hasta que la persona que ayuna se hace consciente de la existencia como algo fluido en lugar de algo fijo y establecido. Cualquiera que sea el modo como el yo ilusorio se define y cristaliza, el ayuno de Islam inmediatamente destruye esa forma y la apertura comienza".

La ruptura del ayuno

"El ser humano no ha llenado recipiente peor que un vientre. Para el hijo de Adán son suficientes unos bocados que le permitan mantener la espalda recta, pero si no puede evitarlo, debe llenar un tercio con comida, un tercio con bebida y dejar un tercio vacío."

Tirmidhi e Ibn Majah

"Muchos de los que ayunan no obtienen de su ayuno más que sed y muchos de los que rezan durante la noche no obtienen más que falta de sueño de sus oraciones nocturnas"

Tirmidhi
 

La misericordia del ayuno de Ramadán penetra todas las dimensiones de la existencia del hombre, proporcionando una cura holística para todos sus padecimientos, rejuveneciendo el cuerpo así como el espíritu del hombre. Comer demasiado a la ruptura del ayuno anula estos dos efectos beneficiosos. Y romper el ayuno con comida inconveniente en cualquier cantidad debilitará al ayunante y hará más difíciles sus esfuerzos espirituales.

Allah nos exhorta en el Qur"an a comer de los alimentos más puros y los médicos modernos no han hecho más que empezar a darse cuenta de la sabiduría básica de este mandato junto con la sabiduría del ayuno. El efecto terapéutico del ayuno está bien documentado por la experiencia clínica actual, tanto en Europa como en Estados Unidos, y ha llevado a la aceptación general del principio de que ayunar es el mejor y más antiguo método de curación del hombre. Y la clase y la cantidad de comida con la que uno rompe el ayuno determina en gran medida si el ayuno es útil o una pérdida de tiempo.

La regla principal al romper el ayuno es recordar porqué estás ayunando y qué esperas obtener de ello. Hay varias oraciones para la ruptura del ayuno que nos recuerdan esta realidad; uno de ellos es:

En el Nombre de Allah, el Compasivo, el Misericordioso, Oh Allah, por Ti he ayunado, en Ti está mi fe y he roto el ayuno por Tu generosidad. Perdona mis errores pasados y presentes, Oh Señor de los Mundos.

Una de las costumbres del Profeta. que Allah le bendiga y le dé paz, es romper el ayuno tan pronto como suena el Adhan, antes de hacer la oración, con un dátil y un poco de agua. Después de romperlo se puede repetir la siguiente plegaria:

En el Nombre de Allah, el Compasivo, el Misericordioso. La sed se ha calmado, las venas se han empapado y se ha ganado el salario, si Dios quiere.

Consejos adicionales sobre el ayuno

Lo que sigue es una guía de los tipos de alimento que favorecen el natural efecto purificador que el ayuno tiene sobre el cuerpo y que aumentarán la energía, claridad y conciencia de quien se nutre de ellos:

1. Usar, en la medida de lo posible, alimentos puros y orgánicos, que no estén contaminados por colorantes, conservantes y aditivos artificiales.

2. Evitar comer mucha carne con excesiva frecuencia. El Profeta, la paz sea con él, comía carne sólo dos veces por semana. Por supuesto ha de ser halal, pero también se recomienda encontrar una fuente de animales de campo y tener el mayor control posible sobre la matanza.

3. Incluir muchas verduras y frutas frescas en la dieta.

4. Evitar sobredosis de almidón, en particular grandes cantidades de arroz blanco. Usar cereales integrales cuando sea posible y no en exceso.

5. Evitar demasiado azúcar y sustancias que contengan cafeína ya que desequilibrarían el delicado sistema endocrino del cuerpo.

6. Prestar atención al orden en que se comen diferentes alimentos y las combinaciones de alimentos que se hacen. La medicina del Profeta recomienda limitar el número de diferentes tipos de alimentos que se comen al mismo tiempo y las últimas investigaciones han revelado que la razón para ello es la capacidad del estómago para producir diferentes enzimas digestivos para las distintas sustancias. Demasiados alimentos distintos provocan confusión.

7. La indicación esencial acerca de la cantidad de comida que se debe tomar para cenar es que no sobrepase la cantidad que se toma habitualmente a esa hora. Una vez más es conveniente revisar cuál es nuestro propósito durante el Ramadán: enterrar la cabeza en un saco lleno de comida cada atardecer y malgastar la noche roncando o tomar una cena ligera y nutritiva y usar las preciosas noches de Ramadán para el Recuerdo y la Contemplación.

La observación de la luna

«Si te preguntan acerca de los novilunios. Di: "Son indicaciones que sirven a los hombres para fijar la época de la peregrinación".»

(Qur"an 2.189)

El mes de Ramadán empieza y termina con la observación de la nueva luna. Esto concuerda con los ciclos y ritmos naturales de la vida y el cosmos, que se mueven desde la novedad hacia la plenitud, decayendo para reiniciar el ciclo y así sucesivamente.

La órbita de la luna alrededor de la tierra dura aproximadamente 29.53 días, que es la duración media de un mes lunar. A medida que se desplaza alrededor de la tierra presenciamos lo que llamamos las fases de la luna, creciendo desde que no se ve hasta la luna llena, pasando por el creciente, vuelta al menguante y a la invisibilidad.

El calendario musulmán es un calendario lunar de doce meses. Cada mes consta de 29 días, 5 horas, 5 minutos y 35 segundos. El año lunar de doce meses es 359 días, 11 días más corto que un año solar. Dado que la duración media del mes lunar es de 29.53 días ( lo que supone una diferencia de 8 horas y media al año) el calendario se divide en ciclos de 30 años. Durante los primeros 19 años, Dhu"l Hijja tiene 29 días y durante los 11 restantes, tiene 30 días. Esto sitúa al calendario en concordancia con la luna (con una diferencia de tres segundos solamente).

La observación de la luna nueva es relativamente simple, si hay un cielo claro, no cubierto y unas condiciones climatológicas favorables. La luna nueva sale por el Este por la mañana temprano. En el momento en que se puede ver, se pone por el Oeste justo antes de la caída de la noche. Entre el punto por el que sale y el punto por el que se pone, se mueve en un arco.

La luna nueva será visible para los ojos, si las condiciones de la atmósfera son favorables, por un momento justo antes de la puesta del sol y durante hora y media después, o cuando la última luz diurna abandona el cielo.

Se puede ver la luna nueva durante este tiempo mirando encima del horizonte hacia el Oeste, por donde el sol se ha puesto.


Anuncios
Relacionados

WebIslam desea a todos los musulmanes un grato comienzo de ramadán

Artículos - 16/11/2001

El mes sagrado del ayuno

Artículos - 30/11/2001

Durante el Mes de Ramadán

Artículos - 08/11/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play

Jutba del maqam de Musa 3

16/08/2002 | Hashim Cabrera

Palestina, tierra de los mensajes divinos

24/10/2014 | Roger Garaudy

En favor de la Paz y la Concordia entre todos los pueblos de la Tierra (1)

24/10/2014 | Esteban Díaz

Jawf y Jashya: Temor y Veneración

24/10/2014 | M. Fetullah Gülen

Argumentum ad Populum

24/10/2014 | Prof. Yahia Said Al Andalusí

La fe en los ángeles

24/10/2014 | Dr. Armando Bukele Kattan

El indigente trashumante

24/10/2014 | Reyna Carretero Rangel

El conocimiento: un mandato islámico (y coránico) I

23/10/2014 | Reina Mora

¿El fin de la Primavera Árabe? Una vecindad europea en crisis

23/10/2014 | Redacción
play

Yusuf Islam lanzará nuevo disco

23/10/2014 | Redacción

Aumenta en EEUU cifra de hispanos que se convierten al Islam

23/10/2014 | Redacción
Colabora


Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

Certificados de calidad: XHTML, CSS, RSS, 508, TABLELESS, WCAG TAW

 

Junta Islámica
http://www.webislam.com/articulos/17936-el_ayuno_de_ramadan.html